Cómo usar LinkedIn para potenciar tu blog y relanzar tu marca personal


Éste es un post de invitado de Inge Sáez, autora de El blog de Inge Sáez. Inge vive dedicada a ayudar a empresas y profesionales a generar una imagen profesional y a aumentar el volumen de su negocio a través de LinkedIn.

Hablemos de LinkedIn. ¿Tienes un blog? Entonces sí o sí deberías tener presencia en esta red social de más de 500 millones de usuarios.

cabecera linkedin blog marca personal

Imagen de Shutterstock - ©ArthurStock

Pero, ¿por qué es importante tener presencia en LinkedIn?

Es importantísimo tener presencia en esta red social, por las siguientes razones:

  1. Porque LinkedIn es la red social que te ayudará a potenciar todo el esfuerzo que ya estás realizando para convertir tu negocio digital y tu blog en un referente.
  2. Porque más de 9 millones de profesionales en España utilizan LinkedIn, lo que significa que más de la mitad de la población activa en España es usuaria de esta red social.
  3. Porque en LinkedIn se encuentran representadas más de 200 industrias diferentes de más de 200 territorios y países.
  4. Porque LinkedIn es la herramienta perfecta para gestionar una marca profesional relevante y diferenciarte del resto de negocios digitales. Además, puedes usar la versión gratuita hasta que decidas si te conviene usar una cuenta Premium en LinkedIn.
  5. Porque es el lugar donde enamorar con tus textos, con tu perfil, con tu negocio, con tu forma de realizar tus servicios y llegar a un público que aún no sigue otros medios sociales como pueden ser Facebook, Instagram o Pinterest. Incluso ni siquiera son lectores de blogs… aún.
  6. Porque LinkedIn es como tener un local en la Gran Vía de una gran ciudad, donde puedes y debes impactar a tu público con tu mensaje para que visiten “tu tienda”, es decir, tu blog.

Antes de seguir, me gustaría darte datos reales de mi caso personal con el uso de LinkedIn, para que veas que no solo es posible sino que las ventajas de utilizar LinkedIn sobrepasan lo que en estos momentos estás pensando.

Vamos allá con un poco de motivación.

Todo lo que yo he conseguido a través de LinkedIn y tú también puedes conseguir… y superar

1. LinkedIn y la visibilidad de tu blog

Actualmente, el 90% de las visitas a mi blog El blog de Inge Sáez procedentes de redes sociales, provienen de LinkedIn.

Tengo página de empresa en Facebook donde realizo publicidad, perfil de Twitter activo con más de 5.000 seguidores y también en Google Plus. Pero ninguna trae tanto tráfico a mi web como LinkedIn.

visibilidad linkedin inge saez

En esta imagen podemos ver la visibilidad de Inge Sáez en LinkedIn.

2. LinkedIn y la oferta de tus servicios y/o productos

A través del buzón de inmail de LinkedIn llegan hasta mí semanalmente clientes potenciales que me solicitan mis servicios o productos, sin venta proactiva por mi parte, sin venta fria.

Son profesionales o empresas que, a través de los artículos o actualizaciones publicados en LinkedIn, ya conocen lo que hago, a quién ayudo y cómo lo hago. Son leads a los que solo les falta una comunicación directa conmigo para ver cómo les puedo ayudar a ellos en concreto. El trabajo de venta ya está casi hecho antes de esta comunicación uno a uno.

3. LinkedIn y tu marca profesional

Con tan solo una pequeña acción he conseguido que medios como Cadena Ser, Onda Vasca o El Correo se pongan en contacto conmigo para entrevistarme u ofrecerme alguna colaboración. Apariciones en el podcast de Óscar Feito (número uno en Itunes) o en revistas como Vice, también han surgido a través de mensajes en LinkedIn.

No solo esto, sino que me han invitado a dar ponencias, charlas y talleres formativos sobre aquello en lo que estoy especializada. Los periodistas o empresas que me han invitado, conocieron mi blog a través de LinkedIn.

Ha sido a través de LinkedIn como pude llegar hasta ellos y crear una relación beneficiosa.

marca profesional

A través de mensajes en LinkedIn, Inge ha realizado ponencias y ha impartido numerosos cursos.

4. LinkedIn y la captación de suscriptores para tu blog

Si tienes un blog, sabrás que la captación de suscriptores es una de las estrategias fundamentales de cualquier negocio digital.

Pues bien, a través de LinkedIn y la creación de una página específica para compartir en esta red, consigo el mayor grado de suscriptores de todas las estrategias que tengo implementadas.

Casi un 50% de conversión. A lo largo de este post te contaré cuál es esta estrategia para que puedas implementarla tú también.

conversion suscriptores

Ésta es la tasa de conversión de la Squeeze Page.

Sé lo que estás pensando…“Yo también quiero, Inge. Pero, ¿por dónde empiezo? ¿Qué pasos he de dar?”

Antes de empezar a trabajar en LinkedIn

Antes siquiera de ponerte a completar tu perfil, compartir contenidos o agregar a nuevas personas, debes cumplir tres requisitos imprescindibles.

Estos aspectos son:

1. ¿Qué quieres conseguir de LinkedIn?

Es decir, ¿cuáles van a ser tus objetivos para esta red social?

No tienen por qué ser los mismos objetivos de tu negocio, ni siquiera de tu blog, aunque deben ayudarte a conseguir esos objetivos que te marcaste al iniciar tu aventura.

Multiplica el Nº de gente que lee tu blog

Con este eBook gratuito de plantillas de copywriting crearás titulos que dispararán los clics en tus contenidos:

  • 77 Plantillas de títulos probadas que multiplicarán los clics.
  • Sacaras infinitas ideas crear tus propios títulos.
  • Con las palabras "mágicas" redactarás textos irresistibles.
¡Buenas! ¿Me dices tu nombre?

¡Un placer conocerte!

Apuntáte aquí y recibirás gratis una copia del eBook.

Puedes, por ejemplo, definir como objetivo darte a conocer entre un público objetivo determinado, conseguir charlas en alguna localidad de tu interés o contactar con referentes de tu mercado. Si no sabes qué quieres conseguir de LinkedIn, no podrás realizar ninguna estrategia con criterio para ello.

2. ¿En qué te diferencias de tu competencia?

Deben ser aspectos tangibles e intangibles: tu forma de trabajar, tus creencias, tu manera de ver tu industria… LinkedIn te permitirá comunicar tu propuesta de valor de diferentes maneras que veremos más adelante.

No es lo mismo dar formación on-line que off-line, no es lo mismo impartir mentorías que ponencias… aunque todas estas “formaciones” traten sobre la misma materia.

3. ¿A quién quieres impactar con tu mensaje?

LinkedIn es un megabuscador de profesionales, de los cuales sabe casi todo. LinkedIn conoce el sector donde trabajamos, la industria a la que pertenecemos, los grupos que son de nuestro interés, las empresas y puestos de trabajo que hemos desarrollado, nuestra localidad, teléfonos, email…. Y tú debes aprovechar todos estos datos para segmentar a aquel público al que quieres impactar.

Una vez definidos muy bien nuestros objetivos, propuesta de valor y público objetivo, podremos comenzar a trabajar en esta red social.

Los fundamentos de LinkedIn. Las tres áreas de trabajo

Imagínate que LinkedIn es una mesa de tres patas. Cada pata es un área que debes trabajar en LinkedIn. Si una de ellas no está desarrollada, la mesa se cae.

Puedes tener el mejor perfil del mundo en LinkedIn, que si no compartes contenido no te servirá de mucho. O puedes compartir un montón de buen contenido, pero si no llegas al público adecuado, esta red no te ayudará.

Las áreas de trabajo fundamentales son: tu perfil, tu contenido y tus contactos.

¿Quieres saber qué es lo fundamental en cada una de ellas?

Primera área fundamental: tu perfil de alto impacto

En 2017 LinkedIn ha presentado su nuevo diseño que implementará a lo largo de este año a todos los usuarios de la red. Así que, si estás leyendo este post, puede ser que estés utilizando el nuevo o el antiguo diseño.

Aunque lo importante es saber qué escribir en tu perfil y cómo escribirlo. Así que vamos a hablar de copywriting.

Imagínate que tu perfil es la página “sobre mí” de tu web. Normalmente, en estas páginas lo que se recomienda escribir no es toda tu biografía, sino aquello con lo que tu blog y tú podáis ayudar a un determinado público. Y mi recomendación es que escribas tu perfil como si de este apartado de tu blog se tratase. Debes orientar tu perfil a tu cliente o lector ideal.

Aquí te traigo un ejemplo de mi perfil, para que lo copies o adaptes a tu caso particular.

En él lo importante es decir quién eres, a quién ayudas, en qué ayudas y cómo ayudas. Debemos tener en cuenta que cuando alguien visita nuestro perfil se está preguntando: ¿qué hay aquí que me pueda servir a mí? ¿En qué me puede ayudar esta persona?

Para el hosting de tu web te recomiendo Webempresa, Raiola o Hostgator

Pero, aunque el copywriting es muy importante, no debemos olvidar que LinkedIn es un buscador, es una máquina y a la hora de devolver resultados de búsqueda, escaneará tu perfil donde debe encontrar aquellas palabras clave por las que tu público objetivo te busca. Así que ten en cuenta el SEO en LinkedIn, porque es clave a la hora de ser “encontrado”.

Si te dedicas a marketing para restaurantes, debes incluir esos términos a lo largo de tu perfil, en tu titular, en tu extracto y experiencias. Debes incluirlos además como aptitudes, cada palabra escrita en tu perfil; te posicionará.

Si en lugar de marketing para restaurantes te defines a lo largo de tu perfil como “realizo experiencias únicas para restauradores que desean captar más clientes”, quizás no aparezcas en las búsquedas de aquellos que necesitan un “especialista en marketing para restaurantes”.

foto perfil inge saez

Aquí podemos ver la foto de perfil de Inge Sáez.

En la parte superior de tu perfil utiliza la foto de fondo de perfil para realizar una pregunta que impacte directamente en el beneficio de tus servicios, algo que te defina o que haga pensar a tu cliente ideal.

Tu titular profesional es uno de los aspectos más importantes de tu perfil porque cuando alguien hace una búsqueda, lo único que muestra LinkedIn en estas búsquedas es tu nombre, tu fotografía y tu titular profesional. Si te fijas, mi titular dice a quién ayudo, en qué y cómo. Prueba lo mismo e intenta que tu titular refleje aquel valor o ayuda que aportas.

ejemplo extracto linkedin

Y aquí tenemos un extracto del titular profesional de Inge.

En el extracto tienes 2000 caracteres a tu disposición. Úsalos a tu favor, incluye las palabras clave por las que te gustaría que te encontraran, cuenta de manera visual (a través de párrafos diferenciados) qué haces, a quién sirves y cómo ofreces tus servicios o productos. Sobre todo, vuelve a incluir tus datos de contacto para que tu lector lo tenga aún más fácil.

Si quieres leer el texto entero directamente en LinkedIn haz clic aquí.

ejemplo experiencia linkedin

Esta imagen muestra la última experiencia profesional de Inge.

En los nuevos perfiles de 2017, LinkedIn solo mostrará de manera completa tu última experiencia. No confundas experiencias con “puestos de trabajo”. De nuevo, te ofrece 2.000 caracteres para que cuentes a tu público qué aportas a través de tu experiencia. Qué es lo que puede obtener de ti.

Otro aspecto bastante descuidado por los usuarios de LinkedIn son las recomendaciones. Debemos cuidar de manera especial lo que otros dicen sobre su experiencia a trabajar con nosotros.

A través de la sección de recomendaciones, tus clientes pueden hablar sobre lo que les has aportado para su vida o su negocio. Es la mejor prueba social que podrías obtener, el boca a boca de toda la vida.

Si aún no has recibido ninguna recomendación, lo único que tienes que hacer es pedirlas. Solicita a aquellas personas con las que has trabajado, que cuenten en LinkedIn qué valor les has aportado, qué beneficio han obtenido a través de tus contenidos, de tus servicios, de tu trabajo.

Para solicitar una recomendación lo único que tienes que hacer es ir al apartado de recomendaciones (debajo de tus aptitudes) y hacer clic en el lápiz “pedir recomendación”. Si aún no tienes ninguna recomendación, este apartado no aparecerá en tu perfil. Lo que tendrás que hacer es ir al perfil de la persona que quieres que te recomiende, hacer clic en los tres puntitos que aparecen al lado de su foto, desplegar ese apartado, y bajar hasta “solicitar recomendación”.

Una vez que tengas una recomendación, podrás utilizar el primer método aquí explicado.

solicitar recomendacion

Ejemplo de cómo pedir una recomendación.

LinkedIn te irá guiando paso a paso para que solicites de manera personalizada esa recomendación que terminará de convencer a tu futuro cliente. Una única indicación: para pedir una recomendación, debes ser contacto de primer grado con esa persona en LinkedIn… Ahora te cuento qué significa esto de los “grados”.

Segunda área fundamental: tus contactos

Si después de leer este post, me envías una invitación a conectar, la aceptaré ;). Entonces tú y yo nos convertiremos en contactos de 1er grado.

Ser contactos de primer grado permitirá que, siempre que quieras, podrás enviarme un mensaje a mi buzón de correo de LinkedIn. Además, podrás ver mis actualizaciones y los post que comparto. Pero lo importante es el mensaje. Podrás comunicarte conmigo directamente siempre que quieras (y gratis).

Cuando tú y yo estemos conectados, toda mi red de contactos pasará a formar parte de tus contactos de 2º grado. Y toda tu red de contactos, pasará a formar parte de mi red de 2º grado.

A todas esas personas que pertenecen a tu red de 2º grado podrás enviarles una invitación a conectar, pero no podrás escribirles un mensaje. Primero deberán aceptarte como contacto y, después, podrás escribirles.

Los grados van más allá y a los perfiles que no son contactos tuyos en 1er o 2º grado, no podrás ni siquiera invitarles a contactar (a no ser que veas su nombre y apellidos completos). La única opción que tendrás es enviarles un mensaje de pago a través de la contratación de una cuenta Premium.

¿Ves ahora por qué es importante tener una red de contactos amplia? Para poder comunicarte con ellos.

Existe otra opción para poder enviar mensajes a los usuarios de LinkedIn. Es la siguiente: si perteneces a un grupo profesional, podrás enviar un mensaje gratuito a los miembros de ese grupo en el que compartís presencia. Eso sí, no podrás enviar más de 15 mensajes al mes y debes ser miembro de ese grupo al menos 4 días antes de enviarle un mensaje.

Ten en cuenta que solo podrás invitar a 5.000 personas en LinkedIn para que formen parte de tu red de contactos.

Aunque una invitación no sea aceptada, será una invitación gastada.

Así que asegúrate de invitar a gente que realmente te aporte valor o a la que tú puedas ayudar.

Como máximo podrás tener 30.000 contactos de primer grado. Una vez superada esta barrera, las personas podrán convertirse en “seguidores”. Es decir, no podrán enviarte mensajes, pero podrán estar al día con tus actualizaciones y contenido. Tú también puedes convertirte en “seguidor” de profesionales en LinkedIn sin necesidad de que te acepten como contacto.

Pero, ¿para qué sirven tus contactos?

Los contactos son aquellas personas a las que vas a enamorar con tu contenido. Las que lo van a compartir y “diseminar” por toda la red. Las que van a comentar y las que te van a seguir.

Tus contactos serán tu comunidad. Tu red. Lo más valioso que podrás conseguir en LinkedIn. Por eso, primero deberás estudiar muy bien quién es tu cliente ideal, a quién te quieres dirigir y después hacer que te encuentren en LinkedIn.

¿Cómo conseguir contactos de valor?

Quiero contarte una estrategia que a mí me ha dado muy buenos resultados. Se trata de un embudo de visibilidad. Pero empieza proactivamente por nosotros.

Imagínate que visitas al día 400 perfiles de un público previamente segmentado.

Si tu público objetivo son gerentes de empresa de la zona de Madrid, puedes realizar esta búsqueda segmentada.

Como el objetivo es que esas personas a las que estás visitando te inviten a contactar, elegimos a los contactos de segundo grado.

La búsqueda en esta ocasión me devuelve un resultado de 5.610 contactos de 2º grado con estas características.

Aquí te traigo una captura de esta búsqueda.

busqueda linkedin

Ejemplo de búsqueda en LinkedIn.

Ahora debemos visitarles a todos. ¿Por qué? porque si visitamos 400 o 300 o 100 perfiles al día, de esos 400 un porcentaje nos devolverá la visita. Y si lo que encuentran en nuestro perfil les gusta, probablemente otro porcentaje nos solicite estar en contacto.

Por eso es tan importante primero, tener un perfil de alto impacto que enganche a quien lo vea y segundo, llegar solo a los perfiles a los que podemos ayudar con nuestros servicios.

Pero ir uno a uno sería demasiado trabajo.

Para ayudarnos, existe un herramienta llamada Dux-Soup que realiza el trabajo por nosotros de manera automática.

En este enlace puedes ver un video tutorial sobre cómo funciona. Lo único que hay que hacer es instalarla en Chrome, realizar un búsqueda en LinkedIn y apretar un botón. Así de sencillo :).

Además, la puedes usar de manera gratuita. Pero ¡ojo!, si no tienes cuenta Premium podrás visitar un máximo de 100 perfiles diarios, aunque es probable que eso ya sea más de lo que estás haciendo ahora, ¿verdad? 😉

¿A qué estas esperando para ponerla en práctica ahora mismo? Podrías estar visitando perfiles de tu público ideal mientras sigues leyendo este post :).

Ahora que ya tienes un perfil de alto impacto y unos contactos de primer grado de calidad debes pasar a trabajar la tercera área fundamental en LinkedIn: tu contenido.

Tercera área fundamental: tu contenido

Déjame decirte que si ya tienes un blog en el que publicas contenido regularmente, estás cometiendo pecado mortal si no lo usas a tu favor en LinkedIn. ¡Ya tienes el contenido creado!

¿Para qué sirve compartir contenido en LinkedIn? A través de tu contenido enamorarás a tu cliente. Le demostrarás tu valía, te posicionarás como experto en tu temática.

A través del contenido que compartas es como te conocerán los profesionales que se encuentran en esta red.

A través de la ayuda gratuita que ofrezcas gracias a ese contenido de valor conseguirás tener una comunidad de lectores que te apoyen y ayuden a relanzar o afianzar tu marca profesional. Sin contenido de valor, nada de esto será posible.

Probablemente más de uno se convierta en cliente de tus servicios o productos.

En LinkedIn tienes dos opciones de compartir contenido propio:

  1. A través de una actualización en el muro (que es como el muro de Facebook).
  2. A través de su plataforma de blogging llamada LinkedIn Pulse.

Me gustaría mostrarte la fuerza de LinkedIn a través de esta imagen. En una de mis últimas  “actualizaciones de estado”, animaba a mis contactos a leer un post de mi blog que hablaba sobre la foto perfecta para LinkedIn.

La actualización llegó a más de 130.000 profesionales en dos semanas…No solo eso, sino que LinkedIn me “devuelve” información sobre cuáles son las empresas que más han visitado ese post, qué cargo tienen los lectores y también de qué lugar geográfico provienen en su mayoría…

estadísticas post linkedin

Esta imagen nos muestra la visibilidad en LinkedIn de un post.

Otra manera de publicar contenido es la ya mencionada plataforma Pulse.

Esta opción solo funciona si estás navegando en LinkedIn con el idioma inglés.

Aparecerán en tu pantalla las siguientes opciones:

como publicar pulse

Aquí podemos ver cómo publicar en Pulse.

A través de Pulse, puedes reproducir los artículos de tu blog y/o tratarlos como si se tratara de un blog independiente. La plataforma te permite incluir fotografía de portada, títulos, subtítulos, imágenes, vídeos y demás documentos multimedia. Su posicionamiento es brutal y el “hosting” gratuito ;).

Mi recomendación es que la uses como utilizas tu blog.

Incluye al final del post quién eres, cuál es tu blog, tu regalo, si es que lo tienes, para que esos lectores de LinkedIn se suscriban a tu blog… tienes un gran campo por explorar.

La ventaja de publicar en Pulse es que esos artículos se muestran en tu perfil otorgándole mayor profesionalidad y “vida” a tu contenido.

Si publicas actualizaciones de estado, éstas desaparecerán con el paso del tiempo. Pero tus post de Pulse seguirán para siempre en tu perfil.

Cualquier nuevo contacto podrá acceder a ellos y descubrir todo el contenido que has ido compartiendo.

Las estadísticas de Pulse te devuelven información sobre quién le ha dado a “me gusta” y quién ha comentado (con el nuevo diseño ha desaparecido la opción de saber quién ha compartido tu artículo…¡una pena!). Te informa sobre qué empresa es la que más te ha visitado, el puesto de trabajo que ocupan en estos momentos la mayor parte de tus visitas y el lugar geográfico al que pertenecen (los tres lugares geográficos desde donde recibes la mayor parte de las visitas).

Imagínate que publicas un post y la mayor parte de los lectores pertenecen a una empresa dedicada a la industria del automóvil…. ¿se te ocurre para quién escribirías tu siguiente post?

Utiliza Pulse para llevar tráfico a tu blog, incluye tu página web al final de cada post, o enlaza artículos propios dentro del mismo para llevar a estos lectores a “tu casa digital”.

Actualmente, solo el 0,6 % de los usuarios de LinkedIn publican contenido de manera semanal…¿Ves la oportunidad?

¡Un consejo! Te recomiendo que, para poder estar de manera activa en esta red sin tener que estar delante de tu ordenador y aprovechar ratos muertos de tu tiempo, te descargues la aplicación de LinkedIn en tu móvil.

Simplemente tienes que buscar en la tienda de descarga de aplicaciones de tu móvil “linkedIn” y la instalas en tu teléfono.

Esto hará que te sea mucho más fácil y rápido leer nuevas actualizaciones, recomendar post de otros y responder a los mensajes que te envíen.

Además de esta aplicación, también puedes descargarte una específica para grupos buscando “LinkedIn Groups” en tu teléfono y otra aplicación para Pulse, buscando “LinkedIn Pulse”. Créeme que te facilitarán el trabajo.

Por último, te voy a contar cómo utilizo yo misma LinkedIn para conseguir suscriptores en mi blog

Como te comentaba al inicio de este post, la tasa de conversión en suscriptor desde LinkedIn es casi de un 50%… pero, ¿dónde incluyo mi página de captación de suscriptores?

La estrategia es la siguiente:

Hace unos meses creé un grupo para hablar con los profesionales sobre cómo gestionar nuestra marca profesional gracias a LinkedIn.

En unos pocos meses de vida, este grupo lo forman ya más de 1.300 profesionales interesados en esta materia en concreto.

La ventaja de crear un grupo no solo es la captación de suscriptores para tu blog, sino que te convierte en referente y sobre todo, te permite dialogar con personas que están interesadas en necesidades que tú cubres a través de tus servicios, productos o contenido del blog.

LinkedIn me permite personalizar el mensaje de bienvenida al grupo que la propia Red Social envía cuando acepto a un nuevo miembro.

En este mensaje agradezco al nuevo miembro que se haya unido, le invito a presentarse y le ofrezco más valor a través de la suscripción a mi blog.

A través de este sistema, nuevos suscriptores vienen cada día a mi lista de correo derivados de este mensaje automatizado y enviado por LinkedIn (gratis, sin coste alguno de plataforma de email marketing).

Si aún no tienes un grupo, puedes pensar en crear una plantilla de mensaje para enviar a tus nuevos contactos en LinkedIn.

Una vez que estáis en contacto, le mandas un mensaje agradeciendo su invitación (o aceptación), pones a su servicio tu red de contactos y, al final, incluyes una pequeña postdata.

En esta posdata, le invitas a recibir tu regalo de valor (una guía en pdf, un check list, tu ebook gratuito o lo que hayas preparado para tu estrategia de captación de suscriptores).

Aquel contacto que esté realmente interesado se suscribirá.

El uso de LinkedIn no acaba aquí, existen otras estrategias, como el envío de mensajes personalizados a tu red.

Eso sí, estos mensajes no deben ser nunca de venta directa. Son para recordar a tus contactos que estás ahí, que tienes una información que le va a servir de ayuda o, simplemente, para agradecerles que estéis conectados.

Nunca pierdas de vista que lo importante es la relación que crees con tus contactos; las ventas serán la consecuencia.

Céntrate en dar valor, céntrate en ayudar a tu público objetivo a través de tu conocimiento y eso te convertirá en alguien digno de leer, de seguir… y, por último, de comprar.

¿No crees que merece la pena intentarlo?

Acerca del autor: Inge Sáez

Inge Sáez es licenciada en relaciones públicas y publicidad. Tras trabajar durante años ayudando a empresarios a mejorar sus empresas a través de estrategias de Marketing, descubrió el poder de la mayor de las redes sociales profesionales: LinkedIn.

Desde entonces, vive dedicada a ayudar a empresas y profesionales a generar una imagen profesional y aumentar el volumen de su negocio a través de LinkedIn, el "Google de los profesionales".


Comentarios

  1. Me ha gustado mucho el artículo, pero hay una cosa que no me aclara.

    No tengo ni idea de LinkedIn, nunca lo he usado. A raíz de ahí te pregunto si la forma correcta de crear un perfil para un blog que no es exactamente personal (no lleva mi nombre si no el de una marca), debería ser crear un perfil de empresa o usar mi perfil (que tendré que crearme).

    Siempre me ha dado mucho miedo LinkedIn porque no me interesa nada que las empresas en las que he trabajado y en la que actualmente trabajo se enteren ni de qué estoy haciendo ni de que tengo un blog y no me decido a abrirlo, aunque sé que en mi sector (informática) es muy útil.

    Saludos.

  2. Muchísimas gracias por el artículo: a ti Inge por compartir tan valiosa información y a Berto y a Raquel por hacer este blog que es un diamante muy pero que muy bien pulido, gracias

  3. Hola, Inge.

    No tenía idea de todo el potencial que tiene LinkedIn. A partir de ahora le prestaré más atención. Gracias por todos los consejos 🙂

    Solo tengo una duda, y disculpa que venga en plan preguntón.

    Dices que en Pulse se pueden reproducir los artículos de un blog, y no sé si estoy mal, pero entiendo esa parte como que puedo hacer un copy-paste de un artículo de mi blog para tener ese mismo contenido en mi perfil de LinkedIn.

    En ese caso, ¿existe la posibilidad de que los artículos publicados en Pulse sean indexados por Google y por tanto tomados como contenido duplicado?

    [Creo que mi consulta se aparta un poco del tema, pero es que los consejos están muy bien explicados y esa fue la única duda que me surgió mientras leía].

    Une vez más, ¡gracias por todos los consejos que compartiste aquí!

    • Hola Andrés, muchísimas gracias por tu comentario y no te preocupes por preguntar: ¡para eso estamos!

      Yo en mi caso personal, copio los post de mi blog al completo y los cuelgo en Pulse. No me han penalizado por ello PERO lo que hago es ESPERAR. Cuando publico un post en mi blog, primero lo muevo en mis redes a través de links al post original, lo envío a mi lista de suscriptores…y al cabo de un tiempo (o varios meses) los incluyo en LinkedIn. Es una fantástica forma de revivir antiguos post y darles de nuevo visibilidad. Lo que no hago nunca es publicar un post en mi blog y copiarlo al instante en LinkedIn Pulse. Creo que en este último caso sí podrían surgir problemas..

      ¡Espero que te sirva!
      Un abrazo,
      Inge

  4. Hola, Inge. ¿Cómo estás? Espero que ya tengas un poco de reposo en tu ajetreada vida desde la última vez que nos cruzamos correos 🙂 Eres toda una referente.

    Magnífico post y muy instructivo.

    Entiendo, por lo que dices, que la mejor estrategia para captar leads es crear grupos de la temática que domines. Pero suele ocurrir que, cuando hay poca gente en un grupo, la gente no se suele apuntar. ¿Cómo se crea la bola de nieve? ¿O no llegan a ver el número de inscritos en el grupo? ¿Pueden ser de tu grupo pero no hace falta que sean contactos de primer nivel?

    Entiendo que con LinkedIn podríamos buscar cualquier audiencia que tenga algo que ver con los campos personalizados que se ofrecen en LinkedIn a rellenar. Me explico, por ejemplo, hobbies sería más complicado, porque hay gente que no los rellena. O el propio LinkedIn indexa los textos o keywords, aparte de las fichas, que se cruzan entre los contactos y grupos. Por bajarlo a algo concreto, alguien que quiera buscar interesados en “coleccionista sellos”.

    Por cierto, no has dicho nada de tu curso LinkedIn pro… 😉

    Un abrazo y gracias,
    Marcos

    • ¡Hola Marcos! ¡Qué bien leerte por aquí! Muchísimas gracias por comentar.

      Existen varias estrategias para hacer crecer tu comunidad en un grupo de LinkedIn, y para unirse al mismo, NO tienen que ser contactos de primer grado así que las posibilidades de crecimiento son enormes:

      1. Escribir un post en tu blog sobre tu nuevo grupo y cuál será la temática y beneficio para las personas que se unan
      2. Compartir ese post en LinkedIn y resto de Redes Sociales
      3. Enviar un email a tu lista de suscriptores con una llamada a la acción para que se unan a tu grupo y por qué deberían hacerlo
      4. Publicar actualizaciones en LinkedIn informando acerca de tu grupo con un link a unirse
      5. Crear contenido exclusivo para compartir solo en tu grupo. Yo por ejemplo, a través de mi grupo en LinkedIn comparto “herramientas” útiles y solo las comparto en el grupo
      6. Informar a tu red de que ofrecerás “ese” contenido exclusivo en tu grupo
      7. Invitar a través de la herramienta de grupos (el centro de gestión de tu grupo) a públicos de 50 en 50 personas (el máximo que te ofrece LinkedIn)
      8. Cada vez que recibas una invitación a conectar, enviar un mensaje personalizado a esa persona y en la Post Data invitarle a participar en tu grupo
      9. Mandar invitaciones individuales y personalizadas para que se unan a referentes de la materia (solicitando su experiencia y conocimiento para participar en tu grupo)
      10. Incluir en el menú de tu web una sección de COMUNIDAD o Grupo en LinkedIn
      11. Asociarte con 2 o 3 personas a las que nombrar administradores de tu grupo y así unir fuerzas en la captación de miembros.
      12. Incluir el link a tu grupo en tu firma de email
      13. Incluir el link a tu grupo en tus mensajes dentro de LinkedIn

      Y unas cuantas más que me guardo para no aburrir.. 😉 ¡Espero que te sirva!
      Un abrazo!!!
      Inge

  5. Mil gracias Inge!
    Pocas veces encuentras material de calidad y tan bien explicado.
    Con tu permiso lo comparto.

  6. Me ha gustado mucho este post! Precisamente ahora estoy comenzando con LinkedIn, y me ha venido fenomenal. Gracias Inge!

  7. Impresionante artículo, muchas gracias.

    Hay algo que no entiendo, decís que el límite de contactos es de 30 mil. Cuando llegas al límite, y te siguen llegando solicitudes, automáticamente son seguidores, o debes aceptarlos como seguidores, o quedan “pendientes” a que limpies tu lista de contactos?

    En tu artículo enlazas tu perfil, y dices que aceptarás las solicitudes que te lleguen.
    Si llegas a 30 mil (que calculo que por exponer el enlace aquí podrás llegar fácilmente), ¿qué pasará con todas las solicitudes que te entren?

    ¿Linkedin no “duda” de tu perfil por tener tantos seguidores/contactos? ¿Así como Facebook duda de que seas un personaje público con tu perfil que tiene más de 5 mil “amigos” ?

    Saludos,
    Wall

    • Hola Waldo, muchas gracias por tu comentario. 😀
      El límite de contactos de primer grado es 30.000. Para hacerte seguidor de alguien no necesitas que te acepten, aunque cada uno puede configurar cómo usa LinkedIn en el apartado de configuración y privacidad y decidir quién puede seguirte (cualquier miembro de LinkedIn o solo tus contactos). Si en tu privacidad pone que aceptas seguidores, se producirá automáticamente.
      Si llego a 30.000 no podré aceptar más solicitudes por lo que es muy importante que cada uno decida su estrategia de “contactos” en esta red. Mi caso es especial porque me dedico a LinkedIn pero recomiendo que cada uno establezca qué contactos son interesantes y cuáles no.
      En relación a si LinkedIn duda o no por haber alcanzado el límite, mi opinión es que no 😀…. Muchísimas gracias de nuevo por tu comentario!!

  8. Totalmente enamorado de este post. Coincido totalmente en las posibilidades que tiene linkedin sobre todo en cierto espectro de clientes business y ejecutivo, nada asiduos de otras redes sociales.
    La herramienta Dux-Soup da una nueva posibilidad de despertar interés. Me encanta.
    Muchas gracias.

  9. ¡Excelente post, Inge!
    En verdad LinkedIn, cuando haces las cosas bien, se convierte en una fuente de clientes y networking muy poderosa. Gracias por todos los consejos que mencionas en este post, que se salen de los tradicionales.
    Beto, un saludo y mis felicitaciones por invitados de este nivel.

    ¡Nos seguimos leyendo!

  10. Enhorabuena Inge,
    Este artículo es brutalmente bueno y realmente Linkedin es una mina si se utiliza correctamente. En mi caso es un tema pendiente pero me doy cuenta que algunos pasitos puedo ir cambiando ya mismo con estas sencillas técnicas que comentas.
    Me ha encantado el post y lo acabo de meter entre mi contenido de cabecera.
    ¡Muchísimas gracias por compartirlo !

    • ¡¡Gracias a ti, Ramón!!

      Lo que dices es muy importante: todo es cuestión de empezar a dar pasitos… En cuanto empiezas a ver resultados, cada vez comprendes más tooodo el potencial que nos ofrece.

      Un saludo y gracias de nuevo.

  11. Pedro Sánchez Bonnín dice:

    Hola Inge, tenía pendiente ponerme las pilas con LinkedIn y sacarle más partido y tu artículo me ha ayudado mucho. Creo que a mí me vendrá de perlas ya que el mercado al que me dirijo es totalmente B2B, así que voy a ir listando un poco las estrategias que has comentado para ponerlas en práctica. Te seguiré para cualquier duda que tenga sobre LinkedIn. ¡Muchas gracias Inge! 😉

  12. Hola.

    No me imaginaba que LinkedIn tuviera tanto peso en el tema del SEO, pero después de leer el artículos de Inge, creo que debería de promocionar más su uso.

    Gracias. Un artículo muy instructivo.

  13. Ana Regina Pérez dice:

    Estimada Inge…

    ¡Qué buen artículo! Es justo lo que esperaba de LinkedIn…

    Sin embargo quería comentarte, y espero que me puedas ayudar, que hace unas dos semanas muchos de mis contactos me indicaron que habían recibido invitaciones de mi parte, las cuales yo nunca envíe. Incluso gente tan cercana como mis hijas y mi esposo. Le escribí a LinkedIn un mail solicitando una aclaración. Pero todavía no recibo respuesta. Y eso que mi perfil en esta plataforma es de lo más básico, como usuario inicial.

    Traté de mirar en las herramientas cómo podían haberse generado esas invitaciones… pero no saqué nada en limpio.

    Muchas gracias y saludos.
    Ana Regina

    • Muchísimas gracias Ana. Voy a mirar eso que te ha pasado a ver si puede ser un tema de configuración y privacidad de tu cuenta, aunque en este apartado puedes controlar a quién te “sugiere” LinkedIn como posible contacto (a través de los teléfonos o emails que tienes), lo de invitar directamente aún nadie me había comentado este asunto… Lo miro y vuelvo a este comentario si encuentro la respuesta, te parece? Muchas gracias de nuevo Ana!!!

      • Ana Regina Pérez dice:

        Gracias a ti Inge… te espero encantada, porque estoy muy temerosa de usar la plataforma. Hasta que no esté segura de hacerlo sin generar molestias, me abstengo.
        Muchas gracias
        Ana Regina

Deja un comentario

Para ello, por favor, sigue estas pautas, por respeto a nuestra comunidad (y a nosotros):

  • Usa tu nombre personal, ni nombres inventados, ni el de tu web, ni el de tu empresa.
  • Cuida la redacción: separa párrafos y no escribas en mayúsculas (equivale a gritar).
  • No dejes enlaces a tu web en el comentario, dispones del campo "sitio web" para ello.
  • Eliminaremos comentarios con insultos, ofensivos o con lenguaje soez.

*

 

Rellena el formulario y accede a nuestro training rápido de pro-blogging

Aprenderás paso a paso y desde cero cómo usar las mejores técnicas, trucos y secretos de los top bloggers para dar el salto al siguiente nivel

Y todo 100% gratis :)