Dudas ortográficas típicas: uso de tildes y cuándo separar palabras

Una de las dificultades típicas que nos encontramos cuando nos enfrentamos a una hoja en blanco y queremos dejar reflejado en ella lo que tantas veces hablamos, es saber si determinadas palabras, expresiones, frases,… las estamos escribiendo bien.

cabecera dudas ortografia tildes separar palabras

Imagen de Shutterstock - ©Yuttana Hongtansawat

Desde mi experiencia, voy a contarte las dudas más típicas que me asaltan de vez en cuando a la hora de escribir y que he de consultar para aclararlas y poder seguir escribiendo con la seguridad de estar haciéndolo bien.

En este post voy a centrarme en algunos de los errores ortográficos que considero más frecuentes (en posts posteriores os hablaré de otros errores, así como de consejos de estilo a la hora de escribir “textos atractivos”).

Las tildes: cuándo se ponen y cuándo no

¡Ay, qué fácil es hablar! Pero qué difícil a veces poner por escrito con corrección lo que decimos, ¿verdad? 😉

¿Cuántas veces, al escribir una palabra, os habéis preguntado si lleva o no lleva tilde? Son dudas lógicas, dado además que, de un tiempo a esta parte, la RAE ha eliminado la tilde de una serie de palabras que tradicionalmente la llevaban. Veamos algunos ejemplos.

La letra “o”, cuando va entre dos cifras

Recuerdo que desde niña me dijeron que la letra “o”, cuando iba entre dos cifras, siempre llevaba tilde diacrítica para evitar así confundirla con el número 0. (Ejemplo: “En verano os visitaremos 3 ó 4 veces”).

Bien, pues actualmente ya no es así; cuando utilicemos esta letra entre dos cifras, habrá de ir siempre sin tilde. ¿Y cuáles son las razones de este cambio?:

  1. Por una parte, la conjunción “o” es átona (es decir, que no se acentúa al pronunciarla).
  2. Por otro lado, aunque vaya entre cifras, hay un espacio en blanco entre la “o” y las dos cifras, y su grafía (tanto en la escritura manual como en la mecánica) es distinta de la del número “0”, que tiene forma diferente y mayor altura… (Ejemplo: “304” no puede confundirse con “3 o 4″).

Así que ya sabéis: ya no se le pone tilde a la letra “o”, cuando va entre dos cifras.

“Sólo” o “solo”

Esta es otra palabra que se presta a confusión: ¿lleva o no lleva tilde? ¿cuándo sí y cuándo no?

Para empezar, hemos de diferenciar cuándo funciona como adjetivo y cuándo como adverbio:

  1. “Solo” como adjetivo nunca lleva tilde. (Ejemplo: “Anoche me quedé sola en casa”). En este caso, vemos que “solo” equivale a decir “sin nadie más, sin compañía”.
  2. “Solo” como adverbio, cuando equivale a decir “solamente”, tradicionalmente llevaba tilde. Pero desde hace ya unos cuanto años, tampoco la lleva. (Ejemplo: “Solo iré contigo al cine si me invitas a palomitas”).

Bien. Hasta aquí, creo que está muy claro: la palabra “solo” no la escribiremos con tilde nunca más.

Pero, como suele ocurrir, siempre suele haber una excepción que confirma la regla: “solo” lleva tilde en su uso adverbial cuando, de no hacerlo, cambia por completo el sentido de la frase. Mejor lo vemos con un ejemplo:

  • Frase 1: “Javier sólo ha hecho puzzles esta tarde”. (Que quiere decir: Javier esta tarde solamente ha hecho puzzles).
  • Frase 2: “Javier solo ha hecho puzzles esta tarde”. (Que equivale a decir: Javier ha hecho puzzles esta tarde él solito, sin que nadie le ayude).

En estos casos de ambigüedad, en los que depender de una tilde es crucial para no cambiar el sentido de la frase, lo aconsejable es evitar utilizar la palabra “solo”. En su lugar, intentar emplear otras palabras en la redacción ya que, de no poner la tilde correctamente, como ya he dicho, nuestra frase puede dar a entender algo completamente diferente de lo que queremos transmitir.

Pronombres y adjetivos

Seguro que aquí has tenido, varias veces, más de una duda. Y si además tenemos en cuenta los cambios que la RAE ha ido introduciendo últimamente respecto al uso de las tildes, ¡la confusión está servida! Vamos por partes.

Este / Ese / Aquel

Y seguimos desterrando la tilde de muchas palabras de nuestro vocabulario: según las nuevas reglas de acentuación, tras la publicación de la Ortografía de la lengua española de 2010, los demostrativos (“este”, “ese”, “aquel”) no llevan nunca tilde.

Antes de la publicación de estas nuevas reglas, los demostrativos llevaban tilde en aquellos casos en los que, de no llevarla, la frase en la que estaban tenía un significado ambiguo. Veamos algunos ejemplos:

  1. “Paula, ¿me dejas, por favor, este juguete? El que me estás enseñando no; quiero éste“. (En la primera frase, “este” funciona como adjetivo, por lo que nunca llevaba tilde. En la segunda, funciona en cambio como un pronombre; en estos casos sí que se acentuaba).
  2. “A María le gusta mucho ese chico. ¿Quién? ¿Ése?”. (Es el mismo caso que en el ejemplo anterior: es primer “ese” iba sin tilde, al funcionar como adjetivo y el segundo, como pronombre, con tilde).
  3. “Mamá, me gusta aquel coche que está al final de la calle. ¿El de color rojo? No, aquél de allí”. (De nuevo el mismo caso, pero esta vez con “aquel”).
Multiplica el Nº de gente que lee tu blog

Con este eBook gratuito de plantillas de copywriting crearás titulos que dispararán los clics en tus contenidos:

  • 77 Plantillas de títulos probadas que multiplicarán los clics.
  • Sacaras infinitas ideas crear tus propios títulos.
  • Con las palabras "mágicas" redactarás textos irresistibles.
¡Buenas! ¿Me dices tu nombre?

¡Un placer conocerte!

Apuntáte aquí y recibirás gratis una copia del eBook.

Esto / Eso / Aquello

“Esto”, “eso” y “aquello”, como son de género neutro (es decir, que no es posible que no es posible concordancia con el sustantivo al que acompañan), se escriben siempre sin tilde.

Ejemplo: “¿Has leído esto?” (refiriéndose -como ejemplo, ya digo- a este post). “Esto” equivale a “este post”; no cabe decir “esto post”.

Tú / Tu / Mí / Mi / Ti

Como norma general, los monosílabos siempre se escriben sin tilde. Pero, como ocurre habitualmente, hay excepciones que confirman la regla. Veamos algunas.

¿Qué pasa con “tú”, “tu”, “mí” y “mi”? Pues que, dependiendo de cómo funcionen (como pronombre o como adjetivo), llevarán tilde o no.

  1. Cuando funcionan como pronombre, siempre llevan tilde. (Ejemplo: “Lo estoy haciendo como me has indicado”. / “¿Me estás diciendo algo a ?”).
  2. Sin embargo, cuando funcionan como adjetivo posesivo, no llevan tilde. (Ejemplo: “Le he echado un vistazo a tu blog y me ha encantado”. / “Te invito a leer mi post”).

En cambio, “ti” se escribe siempre sin tilde, porque solo se puede utilizar como pronombre. (Ejemplo: “He hecho esto pensando en ti).

¡Ojo! Oigo e incluso he llegado a leer, con frecuencia, expresiones como estas: “Voy detrás tuyo” o “Vas delante mío”… ¡Incorrectas! Personalmente me suenan muy mal, pero he notado que en determinadas zonas su uso está muy extendido. Debe evitarse utilizar adverbios como “cerca, detrás, delante, debajo, dentro, encima, enfrente” con adjetivos posesivos. Veamos pues cuál sería la expresión correcta:

  • Es incorrecto decir: “Voy detrás tuyo”; lo correcto sería: “Voy detrás de ti”.
  • Tampoco es correcto: “Vas delante mío”; sí está bien: “Vas delante de mí”.

Sí / Si

Aquí seguro que tenemos menos dudas a la hora de acentuarlo o no. Pero, como todo, también tiene su explicación.

“Sí” lleva tilde en estos casos:

  1. Cuando es una afirmación: , quiero ir a la fiesta”.
  2. Y en estas expresiones (en las que funciona como pronombre reflexivo de tercera persona): “Pepe tiene que valorarse más a sí mismo, o “Lo intenta, pero no da más de sí.

En cambio, “si” se escribe sin tilde cuando actúa como una conjunción que introduce una oración subordinada. Ejemplo: Si me hicieses más caso, te iría mejor”.

Qué / cuál / quién

Las palabras “qué, cuál/es, quién/es, cómo, cuán, cuánto/a/os/as, cuándo, dónde y adónde” son tónicas y se escriben con tilde diacrítica cuando su sentido es una exclamación o una interrogación.

Llevan tilde en casos como estos:

  1. Cuando van solas. Ejemplos: “¿Qué te ha contado mi hermano?” / ¿Cuánto has pagado por ese vestido?” / “¿Dónde vas?”
  2. Precedidas de alguna preposición, introduciendo oraciones exclamativas o interrogativas. Ejemplos: “!De qué manera tan maravillosa ha hablado!” / “¿De cuántos invitados estamos hablando?” / ¿Por dónde vas?”
  3. Cuando funcionan como sustantivos. Ejemplos: “Me importan especialmente el qué y el cómo te lo dijo”.

Y no llevan tilde cuando funcionan como adverbios, pronombres relativos o, algunas, como conjunciones. Ejemplos: “He encontrado un hotel donde alojarnos”. / “El niño, que no sabía hablar, se puso a jugar”. / “Empezaremos a cenar cuando estemos todos”.

Y ¿qué pasa con las abreviaturas?

¿Llevan tilde? ¿No la llevan? Aquí la norma es muy sencilla: si la palabra normal lleva tilde, la abreviatura también la lleva (siempre que la abreviatura tenga la vocal que debe llevar la tilde).

Ejemplos: “Pág.” (de “página); “Admón.” (de “administración); “Íd.” (de “ídem”); “Pról.” (de “prólogo”).

mafalda lectura

Quien más o quien menos, todos hemos tenido que aprender ortografía…

Letras mayúsculas: ¿llevan tilde?

¿Las mayúsculas llevan tilde? La respuesta es muy sencilla: si a una palabra le corresponde llevar tilde, al escribirla con letras mayúsculas debemos conservar la tilde. Por lo tanto, sí, las letras mayúsculas también se escriben con tilde.

Palabras que se escriben: ¿como una sola?, ¿como dos?

Estoy segura de que también a vosotros os ha pasado más de una vez: ¿cuántas veces habéis dudado si lo que escribís se escribe junto o separado…?

Os expongo algunos de los casos que considero más frecuentes:

“Aparte” o “a parte”

Como norma general, “aparte” se escribe junto. Y es así en estos casos:

  1. Cuando funciona como adverbio (equivalente a “separado”, “en otro lugar”,…). Ejemplo: “Al recoger los juguetes, he dejado aparte los más nuevos”.
  2. Cuando forma parte de la locución “aparte de”, con el significado de “además” o “sin contar”. Ejemplos: Aparte de un gran maestro, es una excelente persona”. / “Hoy ha sido un gran día en general, aparte de la sorpresa que recibí esta mañana en casa”.

Solo ocasionalmente puede escribirse “por separado”, cuando es posible introducir un artículo entre “a” y “parte”.

Ejemplo: “Las profesoras han llevado al patio a parte de los niños”.

En este caso, comprobamos que se puede introducir el artículo “una” entre “a” y “parte”, sin cambiar el sentido de la frase: “Las profesoras se han llevado al patio a una parte de los niños”.

“Enseguida” o “en seguida”

En este caso, tranquilos; lo escribamos como lo escribamos, ambos casos son correctos, aunque es preferible la escritura en una sola palabra.

Ejemplos: “Voy a intentar terminar esto enseguida, a ver si me queda tiempo para un rato de lectura”. / “Los niños pequeños en seguida quieren jugar con todo”.

 “Quizá” o “quizás”

Al igual que en caso anterior, ambas formas son correctas, aunque académicamente es preferible la forma “quizá”.
La forma “quizás” se creó por analogía con otros adverbios acabados en -s.

“Sobretodo” o “sobre todo”

Aquí la explicación es muy sencilla. No son la misma palabra:

  1. “Sobre todo”(separado) es una expresión con el significado de “principalmente”, “especialmente”. (Ejemplo: “Fíjate, sobre todo, en no cometer faltas de ortografía al escribir”).
  2. En cambio, “sobretodo” (junto) es un sustantivo que se utiliza como sinónimo de “abrigo” (aunque, como tal, está en desuso en España).

Días, meses, estaciones del año,… ¿llevan mayúscula inicial?

Esta duda es bastante frecuente cuando nos ponemos a escribir: “lunes”, “marzo”, “otoño”,… De hecho, si prestáis un poco de atención a alguno de los textos que leéis, veréis estas palabras escritas de varias formas: unas veces con mayúscula inicial y otras veces sin ella. ¿Cuál es, entonces, la grafía correcta en estos casos? Muy sencillo:
  1. Como norma general, los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año se escriben siempre con minúscula inicial. (Ejemplos: “¿Qué día de la semana osgusta más: el lunes o el viernes?” / “El 6 de enero recibimos la visita de los Reyes Magos”. / “Me encantan el otoño y la primavera).
  2. Cuando estén situadas al principio de un texto o después de un punto llevarán, lógicamente, mayúscula inicial. (Ejemplos: ¡Viernes!; comienza el fin desemana. ¿Qué planes tenéis?”).
  3. Pero cuando forman parte de nombres de festividades, calles urbanas, edificios, acontecimientos históricos, los componentes de estos nombres se escriben con mayúscula. (Ejemplos: “Sábado Santo”, “Plaza del Dos de Mayo”, “Hospital Doce de Octubre”…).

Conclusión

Bueno, pues ¡esto es todo… por hoy! Espero que las pinceladas sobre ortografía que te he querido dar en este post te ayuden a escribir mejor, a escribir más y, sobre todo, a escribir con la seguridad de estar haciéndolo bien.

mafalda maestra

¡Qué gran enseñanza para la vida la que nos da Mafalda!

Y, hablando de aprender a escribir bien, te dejo con este precioso mensaje de Mafalda, que con su lápiz quiere enseñarnos a dibujar la felicidad…

¡Seguiremos hablando de estos temas en posteriores posts! Hasta entonces, te espero en los comentarios. 🙂

Acerca del autor: Raquel Rubín

Soy co-fundadora y autora de este blog, al que en una primera etapa me dediqué como hobby y ahora lo hago de manera profesional.

Mi formación es Licenciada en Derecho, pero siempre me han atraído la divulgación y formación. Por éso me he decidido a participar junto a Berto en este proyecto.

En el blog, aparte de ser autora de contenidos, me ocupo también de la gestión y coordinación.


Comentarios

  1. Muchas gracias, Raquel, por este recordatorio.

    Ha quedado muy completo y muy claro. Has recogido las dudas más habituales. Si quieres dar una imagen de seriedad, rigor y confianza en tus escritos se hace imprescindible cuidar la ortografía 🙂

    Ha sido muy buena idea hacer esta serie de post.

    Un abrazo grande.

    • Hola, Cali.

      Muchas gracias a ti por tu comentario. Ocurre que, a veces, nos centramos en escribir contenido (amplio y bueno) y, por las prisas, nos fijamos más en lo que escribimos que en cómo lo hacemos. Y es fundamental cuidar también este aspecto.

      Me alegra mucho ver que compartes mi opinión. Nos seguiremos viendo en sucesivos posts. 😉

      Un abrazo.
      Raquel

  2. Gran artículo.

    A veces nos olvidamos de la importancia de la buena ortografía y de la redacción de una forma adecuada de los textos, para los artículos de un blog.

    Siento que he vuelto a la infancia, cuando aprendía estas normas.

    • Hola, Carlos.

      Sí, es cierto. Y ¡qué importante es un texto escrito con corrección, tanto en su contenido como en su forma!

      Yo también pienso que este post nos ha trasladado a muchos a nuestra infancia en las aulas… 😉

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo.
      Raquel

  3. Gracias por compartir para que todo fluya correctamente en la escritura, que es un medio de comunicación inevitable.

    Me pasa que me pongo a escribir lo que siento y no sé si pongo bien las comas, como puede que me haya pasado en este comentario. Las comas y punto y coma a veces me ponen a tierra.

    • Hola, Pilar.

      ¡Gracias por tu comentario! El uso de las comas, puntos, punto y coma,… yo creo que a todos, en algún momento, nos ha traído de cabeza. Y es importantísimo utilizarlos bien puesto que, de no hacerlo, podemos cambiar el sentido de la frase… Hablaré de todo esto en un post posterior.

      Un abrazo.
      Raquel

  4. Nivia Marrero dice:

    Ha sido muy buena esta iniciativa vuestra, pues los que habitualmente leemos post largos de otros para aprender nuevas técnicas o consejos en los cuales no se tienen en cuenta los signos de puntuación, las tildes, etc., sus escritos pierden sentido y cuesta a veces comprender la intención de lo explicado.

    Nuestro idioma es riquísimo y aunque se tarde un poco más para la publicación, deberían observarlos, pues se hace mas comprensible y ameno un post largo cuando se usan los detalles ortográficos y de redacción: las comas, los signos de interrogación y de admiración, etc., están ahi para darle sentido a lo expresado… !usémoslos!

    • Hola, Nivia.

      Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario. Es preferible tardar un poquito más en escribir un texto, siempre que “el acabado” sea perfecto, con una ortografía correcta y una redacción cuidada. Creo que todos debemos esforzarnos en cuidar nuestro lenguaje, tanto hablado como escrito.

      Un saludo.
      Raquel

  5. Que tal, buen dia; retomen las entrevistas con demás bloggers; asi podemos seguir inspirándonos y saber mas de ellos. Saludos.

    • Hola Rodrigo,

      Tenemos intención de hacerlo, pero lo que queda de año nos vamos a tomar un pequeño suspiro con las publicaciones publicando algo menos porque tenemos mucho trabajo de base como la segmentación de la lista de correo pendiente en el que necesitamos concentrarnos.

      Cuando pase esa etapa, para comienzos del año nuevo, retomaremos también las entrevistas cuyo formato también queremos actualizar.

      En cualquier caso, me alegro de que las eches de menos, es bueno saberlo 🙂

      ¡Un saludo!
      Berto

  6. Hola, Raquel.

    Por supuesto que este tema está super interesante. Aunque en Canadá se me esta olvidando el español… pero trato siempre de ponerle tilde a las palabras que sé que la llevan, aunque ¡¡aquí no hay tildes!!

    Mil gracias.

    • Hola, Lilian.

      Imagino que, si ya a los que utilizamos habitualmente el español nos cuesta a veces tildar correctamente las palabras, ¡cuánto más a los que, como tu, empleáis habitualmente más de un idioma!

      Sigue poniendo empeño en hacerlo bien; ¡seguro que lo lograrás! 🙂

      Un saludo.
      Raquel

  7. ¡Cuánto de esto hay por aprender o recordar! Muchas veces el sentido que lleva una frase o texto que compartimos es bueno, bien intencionado y productivo, pero si va mal escrito, se echa a perder.

    Gracias Raquel.

    • Hola, Stanley.

      ¡Qué razón tienes! Tan importante es el contenido que queremos transmitir, como la forma en que lo hacemos puesto que, de no ser correcta, puede llegar a perder todo su sentido, como bien dices.

      Sigamos luchando por cuidar nuestro idioma.

      Un saludo.
      Raquel

  8. Genial, como siempre. Este artículo viene genial para refrescar pequeños fallos.

    Un abrazo.

    • Hola, Iván.

      ¡Gracias! Sí, la verdad es que yo creo que son fallos que en alguna ocasión todos cometemos. Además, con los cambios que ha habido últimamente en las reglas de acentuación, es importante tener claro qué es lo correcto actualmente.

      Un abrazo.
      Raquel

  9. ¡Gracias por sus consejos! El post me gustó demasiado; fue de mucha utilidad.

  10. Hola.

    Quizá sea bueno revisar antes de publicar, para no confundir. Cuando explicas la norma de “sólo” y “solo”, partes diciendo “Ésta…”, con tilde, luego explicas que no se tilda.

    Saludos.

    • Hola, Francia.

      Pues sí, es verdad. Te agradezco que me lo hayas dicho. ¡Ya está corregido! A los que hemos utilizado durante años las antiguas reglas de acentuación, todavía nos cuesta deshacernos de la tilde en casos que antes siempre la llevaban… 😉

      Un abrazo.
      Raquel

      • Bueno, en realidad es correcto escribirlo tanto con tilde como sin ella. Aunque la RAE recomienda no tildar, no lo prohíbe, aceptando como correctas las dos formas.

  11. Jose Olivera dice:

    Buenos días. Muchas gracias por los consejos.

    Particularmente no sabía lo de sin tilde en “Este / Ese / Aquel”; lo adoptaré a partir de ahora. Pero en el párrafo que inicia con la palabra “¡Ojo!” hay un éstas con tilde, je, je…

    Un abrazo.

    • Hola, José.

      Sí, muchas gracias. Acabo de suprimirla. Veo que te has leído el post con detenimiento… 🙂 Lo cierto es que cuesta cambiar ciertos hábitos, como dejar de poner tilde en palabras que siempre la han llevado, ¿verdad?

      Otro abrazo para ti.
      Raquel

  12. Buenos días.

    Me pareció muy interesante esta publicación.

  13. Excelente artículo.

    Hoy, cuando no se le da la importancia justa y necesaria al buen hablar y al buen escribir, es refrescante ver que una persona joven, se interesa por guiarnos en este tema.

    Me encantaria recibir más apuntes sobre este tema.

    Felicitaciones y gracias.

    • Hola, Yolanda.

      ¡Muchas gracias! Considero fundamental que nos esforcemos en hablar y escribir bien. Por supuesto, habrá más posts en esta línea. Ojalá sirvan, además de para que todos mejoremos nuestra ortografía, para que tomemos conciencia de la importancia de cuidar nuestro idioma.

      Un abrazo.
      Raquel

  14. ¡Gran post!

    Algunas me las sabía, pero he de reconocer que otras me ha venido bien refrescar la memoria, porque con esto del WhatsApp ves tantas veces las cosas mal escritas, que al final en muchas se duda…

    Un saludo.

    • Hola, Natalia.

      Sí, es verdad. Vemos tantas veces cosas tan mal escritas, que terminamos dudando… Pero debe prevalecer siempre lo correcto aunque, para conseguirlo, tengamos que ir muchas veces “contra corriente”.

      Gracias por tu comentario. Un saludo.
      Raquel

  15. María Paulina dice:

    Hay una expresión muy utilizada y además mal empleada, que es “en base a”.

    Idealmente, lo mejor es escribir “basándose (basándonos) en”, pero también se puede escribir “con base en”.

    • Hola, María Paulina.

      ¡Buen apunte! Tomo nota. 😉 Cuando dudamos de la escritura correcta de determinadas expresiones, una buena solución, para no cometer errores, es sustituirla por otra que tenga el mismo significado (no obstante, es importante aclarar la duda que tenemos y aprender a escribir bien esa expresión).

      Gracias por tu aportación. Un saludo.
      Raquel

  16. Estos contenidos me gustan mucho, porque hoy todo va muy rápido, móvil, WhatsApp, redes sociales,… pero esto no quita que debamos y sepamos escribir bien, tener una buena ortografía y gramática; que una cosa no tiene que ver con la otra, pero al parecer sí, o en algunas casos.

    Tomaré nota de algunas cuestiones en las que siempre tengo que pararme; gracias por aportar mucho valor, como siempre, con algo distinto, pero no por ello menos importante; al contrario, incluso diría, tan importante como otras cuestiones de las que tratáis, y esperando más cosillas sobre estos temas cuando lleguen, de corazón gracias.

    Lógicamente lo bueno hay que compartirlo, y no será menos.

    Un abrazo y de nuevo gracias 🙂

    • Hola, Javi.

      Sí, estoy de acuerdo: vivimos a una velocidad de vértigo… Pero eso no tiene por qué conllevar que hagamos las cosas mal. Cada vez me asombra más la cantidad de SMS, mensajes de WhatsApp,… mal escritos, con cantidad de abreviaturas, letras incorrectas,… No vale todo, con tal de hacernos entender. Me encanta cuidar nuestro lenguaje, procurando hablar y escribir lo mejor posible.

      Me alegra saber tu opinión, que comparto totalmente. 😉

      Un abrazo.
      Raquel

      • Yo tenía un problema grande, bueno, varios, ja, ja, ja. Uno que me tuvo tiempo liado fue el “haber” y “a ver”; metía la pata. Parece sencillo, al final me fui haciendo con ello.

        Y me he sorprendido del “solo” sin tilde, no lo sabía. Yo siempre cuando podía poner solamente, ponía “sólo”, ahora parece ser que no hace falta, solo en un caso muy específico. Lo estaba revisando ahora de nuevo más detenidamente, en la primera lectura lo había pasado por alto.

        La conclusión, siempre tenemos que estar atentos, aprender a escribir mejor, y seguir las pautas o cambios de nuestro idioma; no cuesta tanto trabajo, y ganamos todos.

        De nuevo gracias.

        • Hola de nuevo, Javi.

          Sobre el “haber” y el “a ver”, que con tantísima frecuencia se utilizan mal, os hablaré en otro post. 😉

          Como en todo, siempre es importante “estar al día” de los cambios que pueda haber, para hablar y escribir correctamente.

          Muchas gracias por compartir tu opinión.

          Un abrazo.
          Raquel

  17. Me encantó. Muchísimas gracias por enviar siempre contenido de valor. Yo especialmente valoro que las personas usen correctamente el idioma con el que se comunican.

  18. ¡Hola, Raquel!

    Necesitaba este artículo. A pesar de ser una tiquismiquis de la ortografía, de lo que ocurre con la letra “o” y con la tilde en “solo”, me enteré hace poco y me dio rabia pensar que ahora tenía un montón de artículos mal escritos.

    Es más, el corrector del mvl tampoco se ha enterado y me sigue poniendo las palabras según las antiguas reglas gramaticales.

    Ahora me queda todo clarísimo; sé por qué pasa e intentaré aplicarlo desde ya.

    Un abrazo.

    • Hola, Tania.

      ¡Gracias! Me pareció interesante redactar un post así. Personalmente, algunas de estas dudas me han surgido más de una vez. También ocurre que, cuando ves con frecuencia palabras mal escritas, a veces terminas dudando de cuál es su grafía correcta… 😉

      Me alegro mucho de que te haya ayudado.

      Otro abrazo para ti.
      Raquel

    • jajajaja veo que somos muchos los tiquismiquis en algunas cuestiones. Yo también era de los que usaba la “o” con tilde con números, hasta que hace poco tiempo vi que ya no.

  19. Vladimir Merchan dice:

    Excelente. Mil gracias; la ortografía es el reflejo de la persona.

  20. Me alegra mucho comprobar que hay alguien en el mundo web que tiene una preocupación por la ortografía y que, además, se molesta en divulgarla. Desgraciadamente, tú y yo sabemos que este post lo va a leer bastante menos gente y con menos interés que cualquier otro enfocado a, digamos, cualquier plugin de WordPress perdido de la mano de Dios. El interés sobre escribir bien es cada vez más reducido, y las burradas que uno se encuentra a cada momento en la web son innombrables, lo cual es un potente signo de la mediocridad y la decadencia de la educación en este país.

    Sobre el papel de la RAE y los cambios que en los últimos años se han hecho en las normas ortográficas habría mucho que debatir. Nunca entenderé eso de que la normativa se adapte al uso real, incluso si eso lleva a decir barbaridades como almóndiga en vez de albóndiga, y se acabe aceptando. Es como si el código penal se tuviera que adaptar al comportamiento humano y, de pronto, la piratería o la corrupción fueran legales porque hay muchos que lo hacen. En fin…

    No me extenderé más. Bravo por la iniciativa y te animo a atreverte a hacer una continuación en el futuro.

    Saludos.

    PD: Hacedle un favor a alguno de vuestros bloggers invitados y corregidles los textos, porque alguna vez he visto cosas aquí que me han hecho sangrar los ojos.

    • Hola, Pablo.

      Muchas gracias por tu comentario. Sinceramente, yo tampoco estoy de acuerdo con el hecho de que determinadas expresiones, palabras,… que no son correctas, terminen siendo aceptadas. Creo que es “vulgarizarse”, si se me permite la expresión. No creo que lo correcto sea terminar cediendo ante lo que la mayoría o gran parte de la población dice mal; con ello se les está dando la razón; lo que habría que hacer sería desterrar el uso de palabras incorrectas. Pero hay cosas contra las que difícilmente se puede luchar…

      Por mi parte, sigo defendiendo un castellano correcto y cuidado, algo que creo que nunca deberíamos perder.

      Escribiré más posts sobre éste y otros temas, claro que sí. Gracias por tus ánimos.

      Un abrazo.
      Raquel

  21. Muchas gracias, Raquel.

    Me pareció muy útil tu aporte.

    Hasta la próxima.
    Silvia

  22. Raquel, ojo que en el ejemplo que has puesto para explicar que no se dice “detrás tuyo”, se te ha escapado una tilde en “tí”… 😉

  23. ¡¡¡Buenísimo!!! He aprendido varias cosas interesantes.

  24. Sonia Duro Limia dice:

    Aclarada mi gran duda con “sólo” y “solo”.

    Este post va a pocket ahora mismo.

    ¡Gracias, Raquel!

    (A ver si algún día eliminan los signos de exclamación e interrogación del principio, para adaptarse a los usos de la gente).

Deja un comentario

Para ello, por favor, sigue estas pautas, por respeto a nuestra comunidad (y a nosotros):

  • Usa tu nombre personal, ni nombres inventados, ni el de tu web, ni el de tu empresa.
  • Cuida la redacción: separa párrafos y no escribas en mayúsculas (equivale a gritar).
  • No dejes enlaces a tu web en el comentario, dispones del campo "sitio web" para ello.
  • Eliminaremos comentarios con insultos, ofensivos o con lenguaje soez.

*

 

Rellena el formulario y accede a nuestro training rápido de pro-blogging

Aprenderás paso a paso y desde cero cómo usar las mejores técnicas, trucos y secretos de los top bloggers para dar el salto al siguiente nivel

Y todo 100% gratis :)