Por qué en WordPress los temas gratis te pueden salir muy caros

Uno de mis primeros proyectos como freelance fue hacer la página web de un club de atletismo.

Por aquella época estaba en la Universidad y estábamos con eso de las bases de datos, páginas web dinámicas y estas cosas. Así que como buen aspirante a Ingeniero me pasé de listo, y en lugar de utilizar un CMS que me proporcionará gran parte del trabajo hecho, lo hice todo de cero.

temas wordpress gratis

Imagen de Pixabay - © Monfocus

En un principio parecía un tema sencillo y, además, contaba con unos frameworks de PHP muy majos que habían salido recientemente.

¡Qué mejor oportunidad para probar una nueva tecnología y dejar a mi cliente con la boca abierta!

Pero la cosa salió mal, muy mal. Conseguí terminar el proyecto, pero tardé mucho tiempo y el resultado dejaba mucho que desear, teniendo en cuenta que había gestores de contenido (Drupal, Joomla o WordPress) que contaban con más del 80% de los requerimientos del proyecto ya hechos.

Me prometí a mí mismo que nunca jamás volvería a meter la pata de semejante manera. Mira que había escuchado mil veces la famosa frase de “no reinventes la rueda”, pero era un listillo y tenía que aprender la lección a base de palos.

Pues bien, nada más lejos de la realidad. Creo que tarde aproximadamente 3 meses en volver a meter la pata. Esta vez no fue de forma tan estrepitosa, ya que utilice WordPress como base para hacerle el proyecto a mi cliente.

Así que esta vez en lugar de pasarme de listillo me pase de tacaño. Tenía que hacer una página de juegos flash y pensé que lo mejor sería utilizar un tema (plantilla) de WordPress gratis y modificarla a gusto del cliente.

Por aquel entonces empezaban a venderse temas de WordPress premium. Algunas de ellas incluso contaban con un panel de opciones para modificar varios aspectos de diseño y ahorrar un montón de tiempo.

Pues bien, me pudo mi genética de gallego y mis más que posibles antecesores catalanes, para agarrarme a los 40€ y descargarme un tema gratis. Yo pensaba que ahorrarme 40€ era una decisión muy inteligente (estaba harto de comer macarrones), pero tarde 2 ó 3 días en modificar una plantilla gratuita para dejarla como tema de pago.

En su día no hice cálculos pero ya podéis imaginar que por muy tirada que fuera mi hora de trabajo por aquella época, ser tan agarrado me salió muy caro.

Desde entonces no lo dudo, si hay que pagar se paga, ¡y bien a gusto que lo hago! Y no sólo me refiero a la compra de temas para WordPress, aquella lección me sirvió para tomar la mayor parte de decisiones que tomo diariamente como freelance.

¿Por qué los temas de WordPress gratis terminan saliendo muy caros?

Antes de meternos en harina, quiero aclarar que voy a generalizar, porque si uno no generaliza no puede hablar de casi nada.

Ya sé que hay casos excepcionales, y seguro que hay temas gratis y premium que no encajan en lo que voy a contarte a continuación. Pero amigo, si no generalizo no puedo seguir escribiendo este post. Si aun así quieres meterme el dedo en el ojo, te espero en los comentarios.

Por otra parte, aquí estamos hablando siempre de temas para WordPress.org (la versión de WordPress que requiere hosting), no de de WordPress.com (la versión en la nube, sin hosting propio).

Las diferencias entre estas dos versiones son grandes y, si no sabías de estas diferencias, te recomiendo la lectura de este post:

cabecera diferencias blogger wordpress WordPress o Blogger (Blogspot): ¿Cuál es el mejor para ti?

A la hora de crear un blog o un sitio web en general, WordPress y Blogger siguen siendo las dos opciones más populares. ¿Cuál te conviene más a ti?

Dicho esto y libre de trolls, ¡vamos al lío!

Voy a plantear los diferentes aspectos que a mi juicio se tienen que tener en cuenta a la hora de elegir una plantilla, y el porqué de elegir una tema premium en cada una de ellos.

1. Diseño

Quiero aclarar que para mí el diseño no es un logotipo bonito, un fondo de colorines o la última tipografía de Google Fonts.

El diseño (al menos en un blog/página web) consiste en presentar el contenido de la forma más apetecible para el usuario.

Los objetivos puedes ser varios: incrementar las ventas, el número de leads, páginas vistas, etc. Pero lo que no tiene que ser el diseño bajo ningún concepto, es un elemento decorativo-disuasorio.

Dicho esto, puedes pasarte por el repositorio de temas de WordPress y ver cuántas de ellas cumplen esta premisa. No quiero ser juez y parte pero puestos a elegir un tema  gratis me quedo con la plantilla por defecto (en este momento Twenty Twelve). Es sencilla, minimalista, bien optimizada para SEO y sin florituras.

Si necesitas un hosting para tu web o tienda online, ¡actúa!

Aviso: estas ofertas son válidas ahora, pueden vencer en unos pocos días.

Ahora bien, la encuentro demasiada plana, como si apenas contara con llamadas a la acción (“call to action”) que me guíen por el contenido. En mi opinión, la sencillez llevada al extremo puede dar la sensación de algo inacabado, carente de detalles, “pixel perfect” que dicen los entendidos.

En este sentido los temas de pago suelen tener un acabado más cuidado y que no dan esa sensación de producto inacabado. Personalmente cuando hago una plantilla de WordPress la mayor parte del tiempo la dedico a pulir esos pequeños detalles que marcan la diferencia. Si me lo permites, creo que la mediocridad (de calidad media, no como connotación peyorativa) y la excelencia están separadas por una delgada línea que no todos somos capaces de cruzar.

2. Funcionalidades

En ocasiones me siento un tanto frustrado al crear blogs y páginas web con WordPress.

No tanto por el hecho de crear contenido, ya que esto es extremadamente fácil, sino por la dificultad de modificar el blog y dejar ciertos aspectos a mi gusto: tipografía, logotipo, enlaces, pie de página, etc.  Al menos en mi caso, siempre siento la necesidad de tener que instalar un montón de plugins o meterle mano al código para montármelo a mi gusto.

En este sentido creo que los temas premium juegan un papel muy importante, ya que la mayoría cuentan con un panel de opciones muy completo para modificar las opciones sin tener que mancharte las manos de código y complicarte la vida. Me refiero a cosas como modificar el pie de página, añadir un logotipo, cambiar el color de los enlaces, y esos pequeños detalles que hacen un blog único y personal.

panel-de-opciones
Panel del opciones del tema profesional Yourself.

Además, si trabajas para clientes, dime una cosa (aquí entre tú y yo):

¿Cuántas veces has recibido un email de un cliente diciéndote que le cambies el logotipo, el color de los enlaces o cualquier aspecto de diseño?

Peor aún:

¿Cuántas veces has recibido una llamada de un cliente diciéndote que te ha enviado un email para que le cambies el color de fondo, el logotipo…?

A estos últimos (especialmente) me los cargaría, a no ser por la inestimable ayuda de las plantillas premium, ya que muchas de ellas cuentan en su panel con opciones para cambiar el diseño por completo. De esta forma evitas que tu cliente te moleste cada vez que tenga su despertar creativo.

3. Seguridad

Aquí no me siento con la autoridad necesaria para decir si las plantillas de WordPress gratis o premium son mejores o peores a nivel de seguridad. Porque todos podemos cometer errores y meter la pata, por lo tanto cualquier tema (gratuito o premium) puede tener algún error. No obstante, si estás pagando por una plantilla de pago puedes exigir soluciones. Además, ten en cuenta que al descargar un tema gratis el desarrollador de la misma, no tiene la obligación de actualizarla o preocuparse lo más mínimo.

Eso sí, mucho ojo y precaución con lo que descargas gratis y de dónde lo descargas.

Es muy común que algunas plantillas incluyan malware o enlaces ocultos en la propia plantilla. Con enlaces ocultos no me refiero a un enlace en el pie de página enlazando al autor del tema. Esto es una práctica común y nada reprochable, puesto que el autor puede reclamar la autoría de su trabajo en forma de enlace.

A lo que me refiero con enlaces ocultos, es a que mucha gente en lugar de pagar 40 ó 50 € por una plantilla premium, buscan ésa misma plantilla en foros de warez, redes p2p, etc.

Lo que no saben estas personas, es que por ahorrarse unos euros su web acabará llena de enlaces a páginas web rusas con ganas de hacer amigos, viagra, y demás fauna de la Internet más profunda.

Lo que parecía una inocente forma de ahorrarte 50€ termina con un baneo en Google, la pérdida de confianza de tus usuarios y quién sabe si algún problema legal.

4. SEO

Son muchos los que se empeñan en matar al SEO, pero que quieres que te diga… a mí todos los días la gran G me envía visitas, y eso a final de mes son ventas. Así que si me permites un consejo, dedicaría un tiempo a elegir una plantilla de WordPress que no sea un desastre para posicionamiento en buscadores.

Sólo advertirte que hay un montón de temas con auténticas aberraciones a nivel SEO: menús duplicados, etiquetas HTML inventadas, ausencia de etiquetas alt, divitis y un largo etcétera que no deberías permitirte. Si eres un adicto a lo gratis y ni tan siquiera se te pasa por la cabeza comprar una plantilla premium, mi recomendación es clara: Twenty Eleven es una de las mejores plantillas a nivel SEO que puedes descargar.

En España, y especialmente en Valencia, tenemos la suerte de contar con los mejores SEOs del mundo, así que os animo a dejar vuestra opinión en los comentarios.

Como temas WordPress premium te recomiendo Divi y GeneratePress

Consulta también aquí las mejores plantillas WordPress

5. Shortcodes y Widgets

No sé si es cosa mía, o si vosotros también padecéis esta obsesión por ser más eficientes y productivos. Cada día tengo más cosas que hacer, más proyectos en mente, más colaboraciones y menos tiempo que perder. Por esta razón me cabrea sobremanera tener que hacer tareas repetitivas una y otra vez.

widgets
Los widgets de WordPress

Por eso siempre busco temas de WordPress que tengan una gran variedad de shortcodes para poder ahorrar tiempo y dormir mejor por las noches. Además, las mejores plantillas de WordPress (por lo general premium) cuentan con widgets integrados para no tener que instalar los típicos plugins: redes sociales, posts populares, publicidad, etc. Todo está incluido en la plantilla para que no pierdas tu tiempo y la paciencia.

En lo que se refiera a los widgets, también cabe destacar que si compras o descargas gratis una buena plantilla podrás evitar tener decenas de plugins instalados. Al estar ya incluidos en la propia plantilla tu blog cargará más rápido, y esto es algo que les gustará mucho a tus usuarios. Te sorprendería saber cuántos de tus usuarios abandonan tu blog si éste tarda más de 3 segundos en cargar.

6. Soporte

Es sabido que todos los que estamos en esto de Internet somos un poco frikis, pero nunca está demás una ayuda extra. Por esta razón creo que la joya de la corona de las plantillas de pago es el soporte: acceso a los foros, vídeo-tutoriales, documentación extensa, etc. En definitiva, saber que hay alguien que pude ayudarte siempre que lo necesites.

Pero no sólo eso, creo que una de las razones más importantes para elegir una plantilla es tener la garantía de actualizaciones a lo largo del tiempo. Imagina que instalas una plantilla, la configuras y empiezas a publicar. ¿Todo bien verdad? Imagina ahora que pasado un tiempo el desarrollador de la plantilla gratuita decide no continuar proporcionando actualizaciones. Está en su perfecto derecho, y de hecho no tienes más que pasarte por el repositorio de WordPress y ver la cantidad de plugins y plantillas que han sido abandonados por sus desarrolladores.

Si quieres garantías de no quedarte colgado y la posibilidad de exigir soporte y actualizaciones, en mi opinión pagar 40 ó 50€ merece la pena.

Concluyendo

Hay plantillas gratis y premium muy buenas, pero ten cuidado, no vaya a ser que por ahorrarte unos euros te baneen de Google, pierdas el tiempo, te quedes colgado con una plantilla sin actualizaciones y acabes pagando muy caro algo que pensabas que era gratis.

Por supuesto esta es sólo mi opinión, una generalización y por supuesto estoy dispuesto a debatir contigo en los comentarios.

¿Tú qué opinas?, ¿Las plantillas de WordPress gratis te han salido caras?, ¿Tienes alguna opinión al respecto?

Si quieres participar deja un comentario aquí abajo para que podamos conocer tu experiencia usando plantillas de WordPress.

¿Te gustaría leer más sobre esta temática? Busca aquí:

Acerca del autor: Marcos Fernández Villauriz

Marcos es Ingeniero de Telecomunicaciones de formación y trabaja actualmente como desarrollador freelance especializado en el desarrollo de temas y plugins de WordPress para clientes. Recientemente ha desarrollado el tema Yourself, el cual lo puedes descargar en su sitio web.

232 comentarios en «Por qué en WordPress los temas gratis te pueden salir muy caros»

  1. Buenísimo artículo!! Gracias lo único que no estoy de acuerdo es que las funcionalidades propias del tema sean la mejor opción por ej shirtcodes propios, prefiero un plugin como shortcodes Ultimate, o Modula como galería de imágenes y no una propia del tema, porque esto? Porque si el día de mañana quiero cambiar de tema las funcionalidades propias del tema se pierden no así de plugins. Un saludo

    Responder

Deja un comentario

⚠️ Importante: por respeto a esta comunidad, sigue estas pautas al dejar tu comentario:

  • Usa tu nombre personal, ni nombres inventados, ni el de tu web, ni el de tu empresa.
  • Cuida la redacción: separa párrafos y no escribas en mayúsculas (equivale a gritar).
  • No dejes enlaces a tu web en el comentario, dispones del campo "sitio web" para ello.
  • Eliminaremos comentarios con insultos, ofensivos o con lenguaje soez.

Al rellenar el formulario estás dando el consentimiento expreso al tratamiento de tus datos (guardar tu comentario y datos del formulario en el blog) conforme al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

El responsable de este sitio es Wenova Online S.L.. La finalidad de este formulario es la divulgación en marketing online y emprendimiento, legitimado con tu consentimiento expreso.

El destinatario de tus datos es Webempresa (el hosting de este blog, ubicado en España) y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad).