13 Buenas razones para asistir a un curso presencial (y en especial si es para bloggers…)

Dentro de poco, el 11 de enero, estrenaremos nuestro primer curso presencial de Ciudadano 2.0, así que es un buen momento para compartir contigo la reflexión de por qué los cursos presenciales siguen siendo la fórmula de formación que posiblemente más valor añadido aporta más allá de lo que es la mera adquisión de nuevo conocimiento.

Pero ojo, con esto no pretendo decir que otras fórmulas sean “malas” fórmulas, más aún cuando precisamente este blog tiene, por ejemplo, a su propio canal YouTube dedicado a la formación como uno de sus pilares fundamentales.

De lo que se trata es de que este tipo de formación, precisamente por su naturaleza presencial, reúne unas ventajas específicas, difíciles de replicar por otros modelos no presenciales.

Y es que un curso presencial bueno, a diferencia de la bazofia que desgraciadamente se vende muy frecuentemente el sector de la formación (especialmente la impartida por la “subcontrata de la subcontrata”), aporta muchísimo más que nuevos conocimientos en una materia.

¿Cuál es entonces ese “gran valor añadido” más allá de los nuevos conocimientos que me puede aportar un curso presencial?

Para entender a lo que me refiero nada mejor que ser concretos y prácticos. Veamos por tanto cuales son esas ventajas de las que estoy hablando, las cuales las voy a orientar un poco más hacia el mundillo de los bloggers que es el que mejor conozco, aunque son perfectamente extrapolables a cualquier ámbito.

Networking del bueno

En mi opinión, el mayor valor añadido específico de los cursos presenciales deriva, en mi opinión, de las oportunidades que te brinda el networking.

Así que empezaré hablando primero de este punto.

Por mucho que te guste el mundo 2.0, hay cosas que siempre funcionarán mejor en su versión 1.0. Somos humanos y como tales, el contacto cara a cara sigue conservando ese “algo” que no se sustituye con nada.

Un curso profesional presencial, aparte ser una buena forma de formarse, es también una excelente ocasión para conocer gente con intereses afines lo que genera un contexto de networking muy natural y fluido.

Esto se concreta en varias facetas:

1. Interactividad directa con profesionales con experiencia

Quizás la ventaja más evidente es el hecho de que ser un alumno en un curso presencial que imparte un buen profesional te permite obtener una vía de atención directa que difícilmente vas a recibir en otros medios como lo pueden ser, por ejemplo, los comentarios de un blog o un curso en formato vídeo.

Y es que no es lo mismo poder acercarte al profesor en un descanso con tu tablet o tu portátil, charlar con él (ella) ahí, en directo, con un café y unas pastitas en la mano, sobre un problema o duda que tienes con tu blog que hacerlo por la vía virtual.

2. Networking duradero con los profes y con otros profesionales

Una situación como la anterior crea un cierto vínculo personal que por la vía virtual difícilmente vas a conseguir en tan poco tiempo y con tan poco esfuerzo. Por tanto, ser alumno en un curso presencial significa que tienes además la oportunidad de establecer una relación más duradera con tu profesor y los demás alumnos si la sabes cuidar.

A partir de ahí resulta mucho más fácil y natural seguir en contacto o pedir incluso posteriormente algún favor puesto que el nivel de confianza y de predisposición para acceder a ello va a ser muy diferente.

Los cursos presenciales dan pie a que se creen iniciativas y relaciones duraderas como lo es, por ejemplo, el grupo LinkedIn de alumnos de los cursos de bloggers en LinkedIn al que también pertenece nuestro Taller intensivo de WordPress.org y que en este momento cuenta con en torno a 150 miembros.

Este grupo no funciona solamente a nivel virtual, sino que se han hecho pequeñas quedadas informales para tomar unas cañas que conforme crezca el grupo con el tiempo se convertirán seguramente en eventos de networking más “formales” y que ya hoy por hoy están dando lugar a iniciativas de las que hablaré un poco más a continuación.

Por tanto, participar en un curso como lo puede ser este taller intensivo de WordPress.org, significa acceder a todas estas cosas.

3. Coaching “gratis” gracias al networking

¿De qué se habla en nuestras quedadas? Pues de todo tipo de cosas, pero, como es lógico, sobre todo de cosas relacionadas con lo que nos interesa a todos: el blogging.

Así que, en realidad, en cierto modo es una manera de “continuar” el curso porque no hay mejor forma de aprender que el contacto directo con otros profesionales y cuando en estas quedadas participan gente como @carlosbravo o @jjimenez pues es como estar haciendo otro curso o coaching personal y esta vez gratis

Un ejemplo concreto de esto es la pequeña ronda de consejos básicos y opiniones para ayudar a Joanna (@PUPUSCheapyCool), la autora de este blog, para ayudarle a captar más tráfico y en menos tiempo y que, como contrapartida, me ha inspirado una serie de posts que publicaremos dentro de unas semanas aquí en Ciudadano 2.0.

Este tipo de cosas son las a las que se prestan estas quedadas.

4. Feedback excelente para los profesores

Para los profesores es también una gran ocasión de aprender.

Primero porque ni el mejor profesor sabe todo. Siempre se van aprendiendo cosas de los alumnos, incluso de los que acaban de empezar. Y, por otra parte, porque es una situación estupenda para recibir feedback de la gente y entender de verdad cuales son sus problemas.

En mi experiencia esta faceta es valiosísima y no se sustituye con nada. Lo mejor son las necesidades sencillas que se detectan, cosas en las que no habrías caído nunca, que uno considera (erróneamente) triviales y que resulta que en realidad son una necesidad muy común e importante para gente. Oro molido para alguien que quiera impartir cursos en una materia.

5. Iniciativas conjuntas gracias al networking

Las acciones de networking como las descritas son a su vez terreno fértil para nuevas iniciativas.

Hay infinitas posibilidades como, por ejemplo, un simple apoyo mutuo en la difusión de contenidos en las redes sociales, sesiones de trabajo conjuntas para ayudarse mutuamente o iniciativas conjuntas como la de entrevistar a otro blogger (o profesor) que sea una persona conocida en el mundillo o hacer simplemente posts de invitados en blogs de la gente que vas conociendo (tanto de profes como de alumnos).

Lo dicho, las posibilidades son infinitas, hacer algo que funcione sólo es cuestión de iniciativa y un poco de imaginación.

Multiplica el Nº de gente que lee tu blog

Con este eBook gratuito de plantillas de copywriting crearás titulos que dispararán los clics en tus contenidos:

  • 77 Plantillas de títulos probadas que multiplicarán los clics.
  • Sacaras infinitas ideas crear tus propios títulos.
  • Con las palabras "mágicas" redactarás textos irresistibles.
¡Buenas! ¿Me dices tu nombre?

¡Un placer conocerte!

Apuntáte aquí y recibirás gratis una copia del eBook.

6. Formar nuevos equipos de trabajo

Las iniciativas conjuntas, cuando van un poco más allá, pueden dar lugar a equipos de trabajo estables.

Esto es lo que ha ocurrido precisamente cuando @jjimenez, @carlosbravo y un servidor hemos decido combinar nuestros fortalezas específicas para lanzar conjuntamente iniciativas como cursos y talleres que individualmente nos hubiesen sido mucho más difíciles de abordar.

Situaciones parecidas se han dado, por ejemplo, con los posts de invitado en Bloguismo de gente como José García Vidal (@ConSdeSocial), un ex-alumno de los cursos para bloggers de @carlosbravo.

Más difusión para tus contenidos y tu marca personal

El siguiente punto que me parece muy interesante es el hecho de que el networking ayuda muchísimo a difundir tus contenidos y tu marca personal.

Veamos un momento por qué.

1. Darte a conocer a los demás

La “magia” que tienen los entornos de networking “controlados” como el grupo LinkedIn que citaba antes es que si consigues una masa crítica de participación suelen funcionar mejor que uno abierto (que se componen de miles de miembros que no se conocen entre sí). Por eso, por ahora, es un grupo privado.

Una de las principales razones para ello es que resulta mucho más fácil garantizar la calidad de los contenidos puesto que un grupo así, a diferencia  de los públicos, está menos expuestos los spammers.

En este grupo está permitido, por ejemplo, difundir tus posts (es que está para eso, entre otras cosas), con lo cual ya tienes un público (creciente) al que te puedes dar a conocer y con una mayor predisposición a interesarse por ti o de simplemente echarte un cable en forma de, por ejemplo, un tweet.

Siendo un grupo privado, el riesgo de abuso es mucho menor que en los públicos donde por este motivo estas prácticas muchas veces se consideran spam.

2. Puedes salir publicado en un blog de mucho tráfico

Un efecto muy atractivo de las sinergias que se producen en el networking entre profesores y alumnos es que los propios profesores encuentren atractivo promocionar a sus alumnos, por ejemplo, en forma de entrevistas, guest posts o presentaciones de blogs de sus alumnos. No deja de ser una manera de promocionar sus propios cursos.

En nuestro caso, por ejemplo, una línea de contenidos que queríamos abordar era la de publicar alguna que otra vez posts presentando blogs interesantes que acaban de empezar.

Resulta obvio que los alumnos de nuestros cursos y los miembros del grupo LinkedIn se encuentran en una posición privilegiada para ser candidatos para este tipo de posts por una simple cuestión de sinergias, confianza y sentido práctico.

3. Colaboraciones con terceros

Otra de las cosas que más me gustan de un networking que funciona bien, son las oportunidades de colaboración con terceros que pueden ayudarte con la difusión de tus contenidos.

Muchas veces no puedes obtener beneficiosos económicos directos, pero si puedes obtener otras cosas muy valiosas a cambio, por ejemplo, la difusión de tu contenido a un número muy elevado de personas (decenas o cientos de miles) gratis a cambio de un reportaje tuyo de un producto, lo cual puede ser incluso muchas veces más atractivo que una compensación económica directa.

Normalmente esto ocurre cuando ya tienes una marca personal fuerte y empiezas a ser objeto de deseo para empresas que quieren hacer acciones de marketing de sus productos contigo.

Pero si esto aún no está a tu alcance, el contacto adecuado en una red de networking puede hacer “magia” en ese sentido, incluso cuando tu marca personal se encuentra en fase de construcción.

Te puede ocurrir, por ejemplo, que conozcas a alguien que trabaja en un medio tradicional con una cierta audiencia que se quiere volcar en el mundo 2.0 y al que le interesan los temas que tú tratas y tienes la posibilidad de hacer una iniciativa como ésta.

Conocimiento de mayor calidad

Y ya, por último, quiero hablarte también de los aspectos más obvios que son los propiamente relacionados con el aprendizaje.

1. Acceder a los “secretos” que los profesionales no cuentan en su blog

Seamos sinceros, todo el mundo que imparte cursos, publica libros, vídeos, etc., es decir, que realiza una actividad orientada a la formación y a la transmisión del conocimiento se guarda siempre un poco de contenido “premium” en la chistera para estas actividades.

Es lógico, ¿no te parece?

Aparte de esto hay muchas pequeñas cosas como los relatos de anécdotas que te han pasado a las que da pie el contexto de un curso presencial y no tanto un post. Incluso, a veces, hay cosas que no se pueden contar en tu blog porque se encuentran bajo una prohibición contractual o legal.

Es el caso, por ejemplo, los datos de % clics o ingresos de una cuenta de Google AdSense. Es mucho más fácil hablar de esto en un entorno más cerrado como un curso presencial que en público para no infringir las normas de Google.

2. Claridad por una agregación de información con un orden lógico

A estas alturas quedan pocos “secretos” que no puedas descubrir por tu cuenta en Internet.  Por tanto, se podría concluir que es absurdo pagar por un curso, ¿no?

Bueno, pues así sería si no existiese el factor tiempo y esfuerzo.

Y ese es el “quid de la cuestión”. Es tan simple como que cuando entras en un terreno nuevo en el que no eres experto y que no es trivial, normalmente, vas a perder cientos de horas dando palos de ciego hasta que te empiezas a orientarte con claridad en la materia y ser un poco productivo.

Sin embargo, en un buen curso encontrarás un orden claro y un profesor que te va a ayudar en aquellas cosas en las que te estancas. En campos no triviales como ser blogger o crear un blog profesional literalmente ahorrarás cientos de horas perdidas.

¿No crees que entonces merece la pena gastarte lo que te cuestan una o dos cenas en pareja en un curso para evitar esta tremenda perdida de tiempo?

3. Usar el tiempo de manera eficaz

Este punto es en realidad una simple consecuencia del anterior, pero quiero insistir en ello porque es un problema que se repite constantemente.

He conocido una y otra vez casos de gente con un buen proyecto, pero que se desarrolla muy lento porque no acaban de saber cómo desarrollarlo a la velocidad que realmente podrían llegar a hacerlo de tener los conocimientos adecuados. De hecho, próximamente hablaremos de un caso práctico que representa exactamente este problema.

Cuando ves que tu proyecto empieza a cuajar y que era un proyecto viable, te dará mucha rabia haber perdido meses o incluso años por no haberte “puesto las pilas” a tiempo.

Muchas veces perder este tiempo significa además haber perdido una oportunidad y/o una cifra importante de ingresos económicos.

No cometas ese error.

4. Mayores garantías de calidad

Cuando te metes en una materia nueva no suele ser fácil diferenciar la basura de la calidad.

No es ninguna novedad que cuando aprendes por tu cuenta a través de Internet, al principio hay un riesgo alto de meter la pata en esto.

En cambio, dando un curso con gente que ya goce de una cierta reputación, experiencia, conocimientos y logros contrastados, te va a aportar prácticamente una garantía de que no vas a perder tu valioso tiempo.

Concluyendo

Si te fijas, por h o por b, prácticamente todos los puntos tienen que ver con el contacto directo y personal en las relaciones humanas y la productividad en el aprendizaje que te permite el contacto con los profesionales.

El mundo 2.0 ofrece posibilidades magníficas para adquirir nuevo conocimiento de una manera muy eficaz y cómoda, pero si buscas ciertos valores añadidos más allá del aprendizaje del conocimiento como el factor networking los “cursos 1.0” siguen teniendo ventajas difíciles de batir por las alternativas 2.0.

La conclusión no es elegir a modo de disyuntiva, o una cosa o la otra, sino sencillamente ser consciente de las ventajas específicas de cada tipo de producto y elegir el (o los) producto(s) que más te interese(n). De hecho, lo normal es que si te tomas en serio tu formación, sea una combinación de varias fórmulas.

Si lo que pretendes es adquirir conocimiento sin más, tienes poca disponibilidad y el factor networking no lo consideras relevante en tu caso, seguramente el mejor producto sea un eBook o un curso en formato vídeo.

Pero si quieres ir más allá del puro aprendizaje y buscar un curso que te ayude a lanzar tu proyecto profesional (o personal), un curso presencial que te ofrezca ese plus de networking será, sin duda, una de las mejores opciones que puedas encontrar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 valoraciones, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…

Acerca del autor: Berto López

Soy autor y cofundador de este blog, actividad que realizo como hobby ya que las nuevas tecnologías siempre me han atraído mucho.

Ahora trabajo por cuenta ajena, pero he sido empresario durante casi una década trabajando en la implantación de proyectos tecnológicos en sectores con carencias en conocimiento de las nuevas tecnologías, como Retail y Pymes.

De hecho, esta experiencia ha sido la inspiración para el blog: ayudar a profesionales y pequeños empresarios a conocer y aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías y la web 2.0.


Comentarios

  1. Muy bueno el artículo que has dejado en la web, se agradece la información para matricularnos en el que más nos guste, gracias por compartir

  2. Buenos días.

    Totalmente de acuerdo con el artículo y contad con mi asistencia en cuanto me organice un poco.

    Siempre es interesante seguir aprendiendo y estar al día de todas las novedades que van surgiendo al respecto.

    Saludos

  3. David Gómez-Bascuñana Delgado dice:

    Hola:

    Quería preguntar si este curso es para gente como yo que estoy aprendiendo pero que todavía no tengo blog.

    Gracias y un saludo

    • Hola David,

      El curso lo planteamos “desde cero” precisamente por eso 🙂

      Se pretende que sirva tanto para gente que no tiene blog como para gente que quiere migrar su blog en Blogger o WordPress.com a la versión profesional de WordPress (WordPress.org).

      Un cordial saludo,
      Berto

  4. Os deseo suerte para que el curso presencial salga a la perfección.

    Personalmente nunca he asistido a un curso presencial y como tu has mencionado siempre me ha parecido que sería la mejor situación para iniciar una relación de colaboración con otros bloggers con los mismos intereses e inquietudes.

    Saludos, Enric.

Deja un comentario

Para ello, por favor, sigue estas pautas, por respeto a nuestra comunidad (y a nosotros):

  • Usa tu nombre personal, ni nombres inventados, ni el de tu web, ni el de tu empresa.
  • Cuida la redacción: separa párrafos y no escribas en mayúsculas (equivale a gritar).
  • No dejes enlaces a tu web en el comentario, dispones del campo "sitio web" para ello.
  • Eliminaremos comentarios con insultos, ofensivos o con lenguaje soez.

*

 

Rellena el formulario y accede a nuestro training rápido de pro-blogging

Aprenderás paso a paso y desde cero cómo usar las mejores técnicas, trucos y secretos de los top bloggers para dar el salto al siguiente nivel

Y todo 100% gratis :)