3 Razones por las que nadie leerá tu blog y te quedarás sin tráfico

Son muchos los bloggers los que después de conseguir hacer crecer su blog con mucho esfuerzo hasta un cierto nivel de visitas llegan a un punto muerto en el cual se estancan con un nivel de tráfico el cual no son capaces de superar.

Hay una serie de razones muy claras por las cuales esto suele suceder y las cuales se suelen repetir una y otra vez.

En el post anterior de esta serie ya vimos dos razones típicas por las que esto ocurre: porque buenos contenidos y un bonito diseño no son suficientes y porque muchos bloggers no entienden bien cómo funcionan sus lectores, lo que a la postre hace que sean incapaces de “engancharlos”.

Hoy continuaré contándote más cosas sobre cómo se comportan tus lectores y qué tienes que hacer para ofrecerles lo que ellos te demandan, que es la única manera de conseguir que tu audiencia crezca de una manera sostenida y obtengas con ello además un tráfico de visitas de calidad.

Si te interesa el tema blogging, tampoco te pierdas nuestra recopilación de los mejores recursos para blogs & bloggers

1. A tu lector le importas un pimiento

Uno de los errores más típicos, tanto en los negocios 1.0 como en las actividades en el mundo 2.0 es proyectar tus propios gustos hacia tus clientes en vez de observar lo que ellos realmente te demandan.

Es algo muy típico, por ejemplo, en particulares sin formación ni experiencia empresarial que montan pequeños negocios y que por desgracia suelen fracasar estrepitosamente, un drama personal tremendo para quien lo vive. Yo, por desgracia, conozco varios casos muy de cerca.

En el caso del blog de Joanna había un detalle muy claro que va en esta línea: El subtítulo de su blog, que decía (y el que ya ha corregido):

”Blog de las cosas que me gustan”

Veamos cual es el problema:

Cuando un blog empieza a ser visible y recibir un poco de tráfico de Google, la mayoría de este tráfico suele ser gente que llegan por primera vez a tu sitio (en el caso de Ciudadano 2.0, por ejemplo, un 75% del tráfico).

Ponte en el lugar de alguien así, ¿crees que lo que le preocupa son las cosas que a ti te gustan?

No, ¿verdad?

A ti no te conoce y le importa un pito lo que te guste, lo que le importará es si encuentra lo que estaba buscando en tu blog porque para eso ha llegado hasta aquí.

imagen Cheap & Cool home

Lo que a ti te gusta le trae al fresco a tu lector. Es por tanto un título  bastante inadecuado para un blog, salvo para casos muy concretos (famosos, etc.).Esta especie de “egocentrismo” (en el buen sentido…) es un error típico donde los haya en los blogs.

Si eres Fernando Alonso o Shakira te puedes permitir el lujo de hablar de las cosas que te gustan y pensar que a la gente le va a interesar, pero si no eres un famoso, simplemente no puedes.

Si ahora tenemos en cuenta que el lector es además un ser impaciente que te va a dar una oportunidad que va a durar, como mucho, unos pocos segundos de su tiempo, y resulta que en ese tiempo no logra encontrar más cosas que le den pistas sobre el contenido que esa frase genérica de “cosas que me gustan”, ¿qué crees que hará?

Pues lo más lógico: largarse a buscar en otra parte.

Por tanto, si quieres que un lector así se quede o incluso se suscriba, tiene que dejarle claro en cuestión de segundos lo que le ofreces. En ese sentido, se podría haber aprovechado la descripción del blog para algo así  como:

“Mis recomendaciones de moda, belleza, decoración y más a buenos precios en Madrid”.

De hecho, ahora, en la nueva versión de su blog, Joanna ya usa una presentación muchísimo mejor y ha reducido muchísimo las categorías de contenidos que visualiza en su portada.

Ahora, cuando llegas, ya te puedes hacer una idea bastante buena de lo que te puede esperar en este blog.

2. Tu lector no confía en ti (y no quiere que le vendas nada)

La siguiente “gran verdad” de los usuarios en Internet de la que te voy a hablar es el hecho de que desconfían mucho y que sin confianza no se vendes ni caramelos en Internet.

Por tanto, antes de vender, primero has de construir una relación de confianza con tus lectores para poder convertirlos en clientes y paciencia porque la confianza se construye a velocidad de tortuga: paso a paso.

Como decía antes, esto no se aplica solamente a la venta de productos y servicios, sino también a la fidelización de lectores porque en este caso también hay un desembolso que tiene que hacer tu lector: su tiempo.

Para ganarte la confianza de tu lector has de ofrecerle contenido de calidad (nada nuevo…). Te ayudará mucho que además haya fotos tuyas (en la portada, en una página de autores, pie de cada posts, etc.) que le den un impulso importante a la relación con tus lectores. Un tema que, por cierto, también tenemos pendiente trabajar más a fondo en este blog, ya sabes: en casa de herrero…

Si no consigues esa relación de confianza, incluso aun teniendo mucho tráfico te va a costar mucho lograr conversiones (acciones como ventas, etc.) porque este tráfico será de baja calidad.

Por este motivo, la obsesión con el tráfico no vale de nada si no trabajas también a fondo la calidad de ese tráfico, algo que puedes medir muy bien con los indicadores que te ofrece Google Analytics (tiempo de permanencia, % de tráfico recurrente, tasa de rebote, etc.).

Una vez superada esta barrera, viene la siguiente: tus lectores fidelizados, incluso los que confían en ti, no quieren que les vendas nada.

Multiplica el Nº de gente que lee tu blog

Con este eBook gratuito de plantillas de copywriting crearás titulos que dispararán los clics en tus contenidos:

  • 77 Plantillas de títulos probadas que multiplicarán los clics.
  • Sacaras infinitas ideas crear tus propios títulos.
  • Con las palabras "mágicas" redactarás textos irresistibles.
¡Buenas! ¿Me dices tu nombre?

¡Un placer conocerte!

Apuntáte aquí y recibirás gratis una copia del eBook.

El quid de la cuestión es que, sin embargo, pueden estar dispuestos a comprarte algo.

¿Cómorrr…?

Sí, no es lo mismo y se trata de un matiz fundamental que tienes que tener claro en el enfoque de tu blog, te ayudará mucho.

Me explico:

Quiere decir que no debes estar pensando tanto en tu siguiente cojo-producto para vendérselo a tus lectores, sino muy atento a lo que ellos realmente te demandan y tratar de satisfacer sus necesidades. Además, esto es una oportunidad, porque muchas veces lo que la gente te demanda son cosas, muy, muy simples, mucho más sencillas que las cosas que se te ocurren a ti. Una magnífica oportunidad para quien la sabe reconocer.

Incluso, si hablamos de contenidos puros (sin venta de productos/servicios, sólo contenido gratuito), el principio en el fondo sigue siendo el mismo: quiere decir que tus contenidos se centren en las cosas que aporten valor a tus lectores (diversión, resolución de problemas, etc.) si quieres que la gente te lea.

Bien, ya tenemos los contenidos que el lector nos demanda. ¿Qué nos falta? Muy fácil: conseguir que el lector se convierta en un lector recurrente.

El tráfico de calidad, el que importa, son los lectores recurrentes, un lector que te visite una y otra vez, aún mejor, que interactúe contigo (comentarios en el blog, Twitter, etc.). Eso es un lector de muy buena calidad, oro molido para un blogger,  una persona con la que ya has construido una relación y la cual ya está demostrando que confía en ti y valora lo que le aportas. A una persona así, estás solo a un palmo de poder venderle algo.

¿Cómo conseguir lectores recurrentes?

Pues hay tres elementos básicos y muy sencillos que deberías tener funcionando desde el primer día:

  1. Tu lista de correo (para enviar newsletter y avisos de nuevos post), el canal más importante con diferencia
  2. Tu feed RSS
  3. Tus canales sociales (iconos para seguirte en Twitter, Facebook, etc.)

De este modo, si te ha llegado un nuevo lector al que le ha gustado lo que ha visto, y se lo pones fácil para seguirte por una o varias de estas vías, ya lo tendrás “enganchado”, ya eres tú quien puede tomar la iniciativa para que le lleguen tus contenidos y se inicie ese proceso de construcción de confianza que se basa en que manera recurrente vaya encontrando cosas que le gusten y le sirvan de prueba de que realmente puede confiar en ti.

De lo contrario, si lo dejas “escapar”, lo más probable es que no vuelva nunca, incluso que pasado un tiempo ni se acuerde de tu blog, aun cuando le haya gustado muchísimo en su momento.

En el caso de Joanna, esa parte de construir de una relación con sus lectores/clientes estaba muy poco desarrollada.

Joanna tiene buenos contenidos y un núcleo de lectores de buena calidad (los que dejan los comentarios).

Pero tenía muy poco desarrollados los elementos que ayudan a captar nuevos lectores (RSS, newsletter, redes sociales, reclamos para suscribirse…), éstos carecían de protagonismo (muy importante), apenas se percibía su existencia en el blog, estaban muy abajo en la página, usaban colores demasiado discretos y no usaban iconos (prescindibles si los colores destacan lo suficiente), etc.

En definitiva, la consecuencia de esto es que el proceso de captar lectores recurrentes y crear un vínculo de confianza con ellos, de alguna manera, se estaba “frenando” al no aprovechar bien estos elementos.

3. Tu lector no va a hacer nada por ti: es vago y egoísta, y mucho

Ya sé que suena un poco mal, pero en el fondo es la pura verdad, piénsalo…

Por norma general, los lectores no están dispuestos a hacer nada por ti, están en su mundo, acostumbrados a picar de aquí y allá, de recibirlo todo gratis y además a ti no te conocen de nada. Y es que es normal, ¿acaso te deben algo?

Eso hace que no se paren en pensar ni un segundo en el esfuerzo del autor de un blog y sólo harán cosas si obtienen algún beneficio claro a cambio.

Por eso, arrancarles una acción tan trivial como un simple “me gusta” ya es toda una victoria y si lo hacen será, casi siempre, porque han obtenido a cambio un beneficio: el de “lucirse” compartiendo con contenido de exquisita calidad o de tener posibilidades de recibir retweets del tweet de tu post.

Tenlo en cuenta siempre y enfoca tus acciones en consecuencia.

Ejemplo típico:

No solamente propongas a tus lectores que se suscriban a tu lista de correo mediante un widget de suscripción llamativo y visible, piensa en ofrecerles un valor añadido atractivo: acceso a contenidos exclusivos,  acceso a zonas de descarga privadas, un eBook, acceso a webinars que impartas, participación en un sorteo mensual de objetos, etc.

En el caso de Joanna, se podría pensar en un sorteo mensual, por ejemplo, de uno de los objetos que vende entre sus suscriptores o en eBook-guía de las mejores tiendas de Madrid y Barcelona para encontrar cosas “molonas” a buenos precios. Si se lo curra y con una bueno dosis de suerte, tal vez incluso podría lograr que ese eBook lo ofreciesen como complemento gratuito en algunas revistas conocidas del sector.

Concluyendo

Si no tienes una visión clara de cómo es tu público, un blog puede ser una enorme pérdida de tiempo y esfuerzo.

Así que antes de empezar a trabajar en tu blog, el primer ejercicio que tienes que hacer es visualizar para quien estás escribiendo, qué cosas son las que a esas personas les interesan.

A partir de ahí, mucha humildad y fuera cualquier atisbo de egocentrismo (nada de “un blog sobre las cosas que me gustan”). Y no estoy acusando a nadie de egocéntrico, eso no es el mensaje. Se trata simplemente de cuál es el enfoque correcto.

Cuando empiezas no eres nadie y, por tanto, no le interesas a nadie, tenlo claro.

El interés te lo tienes que currar y mucho, no sólo en horas de trabajo, sino también en astucia, en estrategia. Has de pensar en lo que le interesa tu público, obviamente conciliando esto con lo que te guste hacer a ti en tu blog. No tiene sentido llevar esto hasta el extremo de dedicarte a cosas que no te gusten. Sólo si mantienes la pasión estarás a la altura para competir con los demás bloggers de tu nicho.

Tenlo presente en cada paso que des, céntrate en aportar valor a tus lectores y usa un diseño de tu blog estratégicamente pensado para atraer su atención y tener así la oportunidad de que ellos vean el valor que les aportas.

Si logras llevar estas ideas a la práctica y lo que lo que tus lectores se encuentran esté a la altura, una audiencia creciente que confía en ti no es más que una simple consecuencia natural.

Algún día incluso les podrías vender tus productos o servicios y si te va bien, y logras una marca personal potente que te convierta en objeto de interés de los demás, podrás cobrar tarifas más que dignas y quizás hasta podrías permitirte el lujo de poner eso de “cosas que me gustan” en alguna parte de tu blog y que además lo lean…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 valoraciones, media: 4,50 sobre 5)
Cargando…

Acerca del autor: Berto López

Soy autor y cofundador de este blog, actividad que realizo como hobby ya que las nuevas tecnologías siempre me han atraído mucho.

Ahora trabajo por cuenta ajena, pero he sido empresario durante casi una década trabajando en la implantación de proyectos tecnológicos en sectores con carencias en conocimiento de las nuevas tecnologías, como Retail y Pymes.

De hecho, esta experiencia ha sido la inspiración para el blog: ayudar a profesionales y pequeños empresarios a conocer y aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías y la web 2.0.


Comentarios

  1. Muy buen post, Berto. Derecho y al grano! Lo dices clarito y sólo el que no quiera no va a entenderlo. Gracias… ?

  2. Hola,

    Me ha gustado mucho el contenido de este post, se que es “antiguo” pero no ha pasado de moda, así que a pesar de tener que verme obligado a rellenar ahí arriba incluso mi código molecular de ADN quiero expresarlo, vamos que soy una joya de seguidor, de esos que interactúan y dejan comentarios.

    Aunque tu “me importas un pimiento” me parece genial lo que escribes 😉

  3. Muy buen artículo y van…! Me encanta cuando leo algo sin vueltas, que va directo al grano. Gracias por tanto contenido de calidad!

  4. Me ha encantado tu artículo Berto, porque es la pura realidad. Es mi caso. Habacompo tiene ya 5 años de existencia y he probado todo eso que apuntas e incluso más cosas antes de conocerte, por pura intuición, analizando los comentarios de los lectores y basándome en la analítica web de mi blog. Pero.. tengo de 80 a 100 visitas diarias desde hace tres años y ya puedo hacer lo que haga que esto no sube ni baja -al menos tpc baja- y creo que es por un motivo esencial: el tema de mi blog le interesa a un reducido grupo de gente. Ahí no hay mucho más que rascar, creo.
    La semana pasada me bajé la entrevista que te hice Víctor Martín y debo decirte que me gustó mucho lo que escuché. en fin, quiero darte las gracias por compartir tus conocimientos de manera clara y real con todos nosotros. Me encantaría poder llegar un día a tener esas 90.000 visitas mensuales que tu tienes, pero.. es lo que hay. 🙂 Repito: gracias!

  5. fernanda arnal dice:

    Si no estan muy visibles tus datos para que el lector interactue es imposible tener comentarios. Hay que ponerlo facil y que no tengan que buscarlos porque lo mas normal es que salgan pitando a otro site.
    Este post me ha dado algunas pistas que voy a poner en practica en mi blog http://escribirelguion.blogspot.com

  6. Creo Berto que hablas con bastante objetividad y con suficiente base empírica. Tengo esas sensaciones que trasladas en tu post.
    Actualmente me estoy planteando un cambio de estrategia. Creo que mi enfoque no fue del todo acertado. Creo que mi público espera algo diferente de mí. No basta un buen contenido, hay que aportar valor, soluciones claras y concretas a necesidades reales.
    Lo bueno del asunto es que esto que dices he podido detectarlo y ahora tengo la oportunidad de reconducirlo.
    Te sigo desde hace poco. Te he “conocido” a través de @carlosbravo . Continuaré ampliando la visión.

    Un saludo

  7. Y ¿que me das si te comento? :-))

    Tengo un post en mi blog “6 leyes que todo CM debería saber” en el que explico el porqué somos vagos y nos importa un carajo tu blog.

  8. Georgina Ramirez Espindola dice:

    Muy buen artículo, y sumamente congruente con ensta página.

    Gracias Berto, efectivamente la confianza se gana a pulso y es un gusto volver repetidamente por aquí

Deja un comentario

Para ello, por favor, sigue estas pautas, por respeto a nuestra comunidad (y a nosotros):

  • Usa tu nombre personal, ni nombres inventados, ni el de tu web, ni el de tu empresa.
  • Cuida la redacción: separa párrafos y no escribas en mayúsculas (equivale a gritar).
  • No dejes enlaces a tu web en el comentario, dispones del campo "sitio web" para ello.
  • Eliminaremos comentarios con insultos, ofensivos o con lenguaje soez.

*

 

Rellena el formulario y accede a nuestro training rápido de pro-blogging

Aprenderás paso a paso y desde cero cómo usar las mejores técnicas, trucos y secretos de los top bloggers para dar el salto al siguiente nivel

Y todo 100% gratis :)