Hosting compartido vs. VPS ¿Cuál te conviene más?

El mercado de hosting en la actualidad ya está muy consolidado, con una oferta enorme de proveedores y tipo de servicios. Una de las dudas más frecuentes es si conviene elegir un hosting compartido o un hosting VPS. Aquí te la aclaro.

Para ir al grano y resumir tu duda de una manera rápida, te diré que el hosting compartido representa la alternativa más económica entre ambas, donde tu sitio web coexiste en un servidor con otros.

Aunque dispones de una cuota fija de recursos, esta modalidad es suficiente para mantener un sitio web de pequeña escala sin incurrir en grandes gastos.

Por otra parte, el hosting VPS garantiza los recursos de RAM y CPU y destaca por ofrecer un mayor abanico técnico a la hora de trabajar con el servidor. Además, los planes de hosting VPS suelen permitir llegar a mayores rendimientos que los compartidos.

Si quieres conocer mejor los matices de todo esto, sigue leyendo…

¿Qué es un hosting compartido?

El funcionamiento de un hosting compartido te lo puedes imaginar como un edificio de viviendas de alquiler: el edificio sería el servidor y las cuentas de hosting de los clientes (usuarios) serían el equivalente a las viviendas alquiladas.

que es un hosting compartido Qué es un hosting compartido y cómo funciona. Guía para principiantes

El hosting compartido es un hosting en el que diferentes clientes comparten un mismo servidor. El resto te lo cuento en el post. 😉

Los usuarios comparten la infraestructura, pero cada uno tiene su espacio estrictamente privado. Gracias a esto, se aprovecha muy bien el servidor y eso permite al proveedor ajustar más los precios, parecido a cuando comparas precios de chalets y pisos.

Esa es la idea básica, si quieres que te lo cuente más en detalle, echa un vistazo al post de arriba.

¿Qué es un hosting VPS?

El funcionamiento de un hosting VPS te lo puedes como un servidor físicos que “dentro” tiene a su vez a otros servidores. Pero estos servidores no son físicos, sino virtuales, es decir, son software, programas que simulan a un servidor físico.

que es un hosting vps Qué es un hosting VPS y cómo funciona. Guía para principiantes

Mucha gente se plantea el salto a un hosting VPS cuando su hosting compartido se le queda pequeño. ¿Pero realmente sirve para eso?

De nuevo, los usuarios comparten la infraestructura básica, el servidor físico y acceso a la red, pero hora cada usuario tiene asignada una cantidad de RAM y de CPU garantizada. Estos dos recursos no se van compartiendo según necesidad como en el hosting compartido.

Más detalles, de nuevo, en el post de arriba.

El error de asociar hosting VPS a más rendimiento

Hay una creencia cada vez menos extendida, pero que aún persiste, de que el hosting VPS es el siguiente eslabón tras el hosting compartido. Es decir, que si te has quedado corto con la potencia de tu hosting compartido (por un aumento paulatino de visitas), la solución es pasar a un hosting VPS.

Nada más lejos de la realidad.

A igual precio, lo normal, es que el rendimiento de un hosting VPS sea incluso inferior.

¿Por qué?

Muy fácil, porque es un producto más avanzado que el hosting compartido que tiene un objetivo y perfil de público diferente. Es un producto para usuarios más avanzados, más técnicos que van a sacarle provecho a la funcionalidad de un hosting con la que un hosting compartido no cuenta.

Por tanto, si has contratado un hosting compartido, necesitas más recursos, pero por lo demás te da lo que necesitas, cambia a un plan más avanzado, o bien, a un proveedor mejor, pero no te pases a un hosting VPS.

Hosting compartido vs. VPS. Comparativa

Sentados los fundamentos, veamos entonces ahora una comparativas de estos os tipos de hosting en diferentes aspectos:

Rendimiento y escalabilidad

Como ya comentaba arriba, que un hosting sea VPS no implica automáticamente más rendimiento.

Por poner un ejemplo, en la oferta VPS de Raiola Networks tienes opciones que empiezan ya en entorno a 10€ al mes. El plan tope de gama de hosting compartido, en cambio, está en torno a 30€ al mes.

Este último plan hosting de hosting compartido va a rendir mucho más que el plan de hosting VPS.

El rendimiento de un hosting compartido y un VPS varía considerablemente. El hosting compartido, al alojar múltiples sitios en un mismo servidor, suele tener limitaciones en cuanto a recursos como CPU y memoria.

Eso sí, en la opción de VPS cuentas con la garantía de recursos dedicados y son más escalables: llegar a más prestaciones que los planes de hosting compartido. Pero eso, evidentemente se reflejarán también en el precio.

Además, muchos proveedores permiten una configuración personalizada de la asignación de recursos de modo que, si necesitas más, ajustas los recursos, se ajusta el presupuesto y listo.

Control del servidor

En términos de control del servidor, un VPS lleva claramente la delantera. Proporciona acceso root completo, permitiendo una personalización y configuración profundas del servidor.

Los usuarios pueden instalar software y aplicaciones específicas según sus necesidades. En contraste, el hosting compartido ofrece un control limitado, con restricciones en la instalación de software y configuraciones de servidor debido a su naturaleza compartida.

Pero eso hace al hosting VPS también un poco más complicado a la hora de gestionar los recursos. Necesitas conocimientos algo más avanzados que con el hosting compartido.

Seguridad

La seguridad es otro aspecto crucial en la elección entre hosting compartido y VPS. Un VPS, al ser un entorno aislado, reduce significativamente los riesgos de seguridad asociados a otros sitios alojados en el mismo servidor. Además, permite implementar medidas de seguridad personalizadas.

Por otro lado, aunque los proveedores de hosting compartido implementan medidas de seguridad robustas, siempre hay un poco más de riesgo de que una vulnerabilidad en un cliente acabe afectando a los demás clientes.

Soporte

El nivel de soporte técnico también difiere entre estos dos tipos de hosting. Los proveedores de VPS generalmente ofrecen un soporte más especializado debido a la complejidad y personalización del servicio.

Por otro lado, el soporte en hosting compartido suele ser más básico, aunque suficiente para la mayoría de las necesidades de sitios web estándar.

Precios

Finalmente, el precio es un factor determinante para muchos usuarios. El hosting compartido es notablemente más económico, lo que lo hace atractivo para pequeñas empresas o sitios web personales con presupuestos limitados.

En cambio, un VPS, al ofrecer recursos dedicados y poder llegar a más rendimiento, es más costoso, pero puede ser una inversión justificada para sitios web más grandes o con requisitos elevados en cuanto a las prestaciones del servidor que se necesitan.

Conclusiones

En general, la opción más adecuada para la gran mayoría de los usuarios que empiezan con una web es el hosting compartido: los planes de hosting compartido ya llegan a buenos niveles de rendimiento, es barato y técnicamente es un tipo de hosting más sencillo de manejar.

En este sentido el hosting VPS es una opción que debería estar claramente justificada. Ejemplo claros para preferir un hosting VPS pueden ser, por ejemplo, una empresa para la cual su web es crítica o un cliente que quiere realizar trabajos técnicos avanzados en el servidor como, por ejemplo, instalar su propio sistema operativo.

¿Te gustaría leer más sobre esta temática? Busca aquí:

Acerca del autor: Berto López

Soy autor y fundador de este blog, e Ingeniero en Informática de formación con amplia experiencia: he trabajado como empleado, empresario, incluso funcionario. Vamos, que he probado de todo 😄

De todo ello, lo que me apasiona de verdad, es el emprendimiento, combinado con la tecnología, algo que he podido retomar con mi proyecto web actual al cual pertenece, entre otras, esa web.

Aparte de mi propia experiencia emprendedora, mi contacto profesional con pymes y pequeños emprendedores me ha generado un gran interés en el marketing online.

Emprendí muy joven y eso hizo que todo el desarrollo inicial de las redes sociales, WordPress, SEO, etc. ya lo viví con esa experiencia. Me fascinó cómo cambió las reglas del juego para bien, sobre todo, para los pequeños emprendedores.

Esto me parece algo tan importante, de tanto calado social, que este blog nace con la vocación de ser un sitio de divulgación de este conocimiento y con la intención de motivar sus lectores para que aprovechen al máximo el potencial de estas disciplinas.