¿Qué diferencia hay entre un Dominio y un Hosting?

Si no sabes cuál es la diferencia entre un dominio y un hosting, no te preocupes, aquí te lo voy a dejar clarísimo. 😉

diferencia hosting dominio

Imagen de DepositPhotos - ©

En el mundo de la web se suele usar mucho la analogía de los edificios con sus direcciones postales para explicar cómo funcionan los dominios de Internet y los servidores de las webs.

En esta analogía, tú, como inquilino de un piso serías la web, el dominio sería tu dirección postal, que les da a los demás una información que les permite llegar desde cualquier lugar del mundo hasta tu casa y el hosting sería tu arrendador al que le pagas un alquiler por vivir en el piso.

Igual ahora te preguntas: ¿qué tendrá que ver esto con cómo funciona Internet?

Como diría Jack el destripador, vayamos por partes 😉

Las diferencias entre un hosting y un dominio

Un dominio y un hosting son dos conceptos totalmente diferentes, pero a la vez íntimamente ligados el uno al otro.

¿Qué es un dominio y para qué sirve?

Empecemos por lo más básico: los dominios de Internet.

Cuando se inventó la red de Internet, era necesario establecer algún tipo de identificador único para cada ordenador dentro de la red para que poder comunicarse entre dos ordenadores.

Este identificador sería entonces el papel de una dirección postal en una red Internet, identifica un lugar determinado dentro de la red o lo que es lo mismo: un ordenador determinado.

Para esto se inventaron las direcciones IP que con un conjunto de cuatro números de 0-255, separados por puntos. Una dirección IP típica sería, por ejemplo, 178.33.118.56, y si en ese servidor hay una web, podríamos acceder a ella con la URL http://178.33.118.56.

El problema que había con esto es que, mientras que las máquinas se manejan muy bien con este tipo de números, para un humano son un horror: no somos capaces de memorizar tanto número, nos resultan mucho más intuitivos los nombres.

Aquí es donde los dominios han proporcionado la solución necesaria: un dominio es un nombre único (nombre de dominio) dentro de Internet que equivale a una determinada dirección IP, o a un determinado ordenador si lo queremos ver así.

Todo esto es gestionado por el sistema de nombres de dominio (DNS). Este sistema permite asociar IPs de cada servidor en Internet a nombres que nos resultan mucho más manejables.

Tú no ves nada de esto, simplemente introduces, por ejemplo, “hostingatope.com” en tu navegador y el sistema DNS ya se encarga de encontrar automáticamente la IP a la que corresponde este dominio para que accedas a su web.

Esto es lo básico que tienes que saber de los dominios, aunque hay muchos más detalles importantes que se explican a fondo en este post:

que es un dominio ¿Qué es un dominio de Internet? Todo lo que necesitas saber

¿Qué es un Dominio de Internet? ¿Y para qué sirve?

Aquí quiero dejarte con tres ideas finales:

  1. Si quieres tener una web con un dominio propio, no un dominio de un tercero como, por ejemplo, wordpress.com (caso de los blogs gratuitos WordPress), tienes que registrar un dominio.
  2. Registrar un dominio es muy fácil y rápido, apenas hay diferencia en calidad de servicios entre los proveedores, pero sí en precios y mucha. El proveedor más barato (y que te recomiendo) es Ionos, seguido de Hostinger.
  3. Si quieres montar una web y vas adquirir un hosting, generalmente es más cómodo, adquirir el dominio y servicio de hosting en el mismo proveedor.

¿Qué es un hosting y para qué sirve?

Por otra parte, un hosting web es un servicio de alquiler de un servidor web conectado a Internet en el cuál alojar un sitio web.

En este caso la analogía sería la del arrendador y tu piso. El proveedor de hosting sería el equivalente a una empresa que se dedica profesionalmente al arrendamiento de pisos.

Esta empresa tendrá muchos edificios (servidores) con muchos pisos (el compartimento del servidor en el que un cliente aloja su web).

Un servicio de hosting viene acompañado de otros servicios de valor añadido como, por ejemplo, un conjunto cuentas de correo electrónico con dominio propio, algo muy útil, por ejemplo, cuando tienes un pequeño negocio y quieres cuidar tu imagen.

Hay diferentes tipos de hostings y una serie de detalles que debes conocer, por lo que te recomiendo la lectura de este post:

que es un hosting Qué es un Hosting Web y qué tipos de Alojamiento Web existen

Un sitio web bien hecho requiere un hosting web. ✅ Aquí te explico qué es un hosting, cómo funciona y cómo distinguir los buenos de los malos.

En definitiva, el dominio de tu web y el servidor de tu web que alquiles mediante un hosting es lo que permite que tu web sea visible en Internet.

Cómo vincular un dominio a un hosting

Por último, debes saber que hay que configurar el dominio para que vaya vinculado a un servidor determinado (una IP determinada), es decir, el dominio, en definitiva, hay que “apuntar” a un servidor concreto.

Cuando adquieres un hosting y un dominio al mismo proveedor ya se encarga él de hacer esto y para ti se convierte en transparente, te dan el trabajo ya hecho.

Ojo: ¡El hosting web celebra su Black Friday desde ya!

Aviso: estas ofertas son válidas ahora, pueden vencer en unos pocos días.

Pero cuando adquieres el dominio a un proveedor y el hosting a otro, te toca hacer esta configuración. Es muy fácil y el soporte técnico de ambos servicios te debería echar una mano con las dudas, pero hay que hacerlo.

En cualquier caso, te dejo aquí un vídeo que lo explica de manera genérica para que te hagas una idea de cómo funciona esto:

Y ojo: esto ocurrirá también si usas un dominio propio con servicios en la nube para crear blogs y webs como Blogger o WordPress.com.

¿Te gustaría leer más sobre esta temática? Busca aquí:

Acerca del autor: Berto López

Soy autor y fundador de este blog, e Ingeniero en Informática de formación con amplia experiencia: he trabajado como empleado, empresario, incluso funcionario. Vamos, que he probado de todo 😄

De todo ello, lo que me apasiona de verdad, es el emprendimiento, combinado con la tecnología, algo que he podido retomar con mi proyecto web actual al cual pertenece, entre otras, esa web.

Aparte de mi propia experiencia emprendedora, mi contacto profesional con pymes y pequeños emprendedores me ha generado un gran interés en el marketing online.

Emprendí muy joven y eso hizo que todo el desarrollo inicial de las redes sociales, WordPress, SEO, etc. ya lo viví con esa experiencia. Me fascinó cómo cambió las reglas del juego para bien, sobre todo, para los pequeños emprendedores.

Esto me parece algo tan importante, de tanto calado social, que este blog nace con la vocación de ser un sitio de divulgación de este conocimiento y con la intención de motivar sus lectores para que aprovechen al máximo el potencial de estas disciplinas.